Mostrando entradas con la etiqueta matrimonio. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta matrimonio. Mostrar todas las entradas

lunes, 1 de agosto de 2016

La Confianza en el Matrimonio

La confianza dentro del matrimonio se pone a prueba cuando los momentos no tan cómodos se presentan, y ni hablar cuando algún hecho de tu cónyuge es vivido como traición. 
es posible mantener la confianza en tu matrimonio

Leer más→

sábado, 19 de diciembre de 2015

7 maneras de luchar por tu matrimonio

Piensa en tu matrimonio. Llevan ya un tiempo, quizás años compartiendo la vida desde el día de la boda. Hubo tiempos felices, y otros no tanto. Están de acuerdo en muchas cosas, pero no en todo. Se llevan bien, pero a veces discuten. Pero hay algo que seguramente es igual en ambos, si han llegado juntos hasta aquí: los dos están dispuestos a no renunciar.

como luchar por el bien de tu matrimonio

¿Crees que vale la pena proteger el matrimonio? ¿Es realmente tan valioso?

Leer más→

miércoles, 15 de abril de 2015

Conoce cuáles son las 3 necesidades básicas de tu cónyuge

Al comenzar nuestro matrimonio, los sueños y proyectos que nos llevaron al altar comienzan a concretarse. Despertarme cada día junto a mi ser amado no tiene precio... Y a medida que la convivencia pasa a ser parte de nuestra realidad, surgen algunas asperezas que parecen opacar todo el romance y bienestar.
Es que tenemos que conocernos, y comprender cuáles son las necesidades de cada uno para poder optimizar nuestro vínculo. 

Nos enfocaremos en 3 necesidades básicas para cada uno.

Todo esposo (varón) necesita...
Aprende Lo que tu cónyuge necesita


Leer más→

miércoles, 28 de enero de 2015

4 Principios Para Sanar una Relación de Pareja

Sanar el matrimonio no es imposible. Para ello transitaremos cuatro escalones:
Cuatro escalones hacia 
la sanidad de una relación de pareja

 Esfuerzo, Disciplina, Voluntad y Sacrificio. 

*ESFUERZO: Es el extra que estamos dispuesto a dar en torno a la relación, tienen que evaluar lo que hasta ahora han hecho y pensar en serio que otros recursos pueden sumar en beneficio o mejora de la unión matrimonial.El punto donde se encuentra su relación de pareja en este momento es el resultado de los esfuerzos que han hecho o dejado de hacer, si desean algo mas por ende necesitaran aportar ese adicional que será lo que marcara la diferencia.

Cómo sanar tu matrimonio en cuatro pasos


*DISCIPLINA: Son las normas o directrices sugeridas por ambos a la que tendrán que someterse para propiciar un cambio en la relación. Estas deben ser el resultado de conversaciones en la que cada uno aporte lo que entiende son las situaciones que están provocando el mal funcionamiento en la relación de pareja. Nunca la imposición unilateral de uno de los conyugue. Estas normas deben ser las respuestas dadas por cada uno a la pregunta siguiente: ¿Haciendo que cosas tu entiendes que nuestra relación puedes mejorar?

*VOLUNTAD: Si queremos mejorar tenemos que entregarnos por entero en la búsqueda de ese objetivo, será difícil obtener lo que nos proponemos si nos entregamos a media, para ello necesitaremos la participación integral de todo nuestro Ser: espíritu, alma y cuerpo. De veras desean el cambio? Entonces expréselo a su cónyuge no solo con palabras sino con hechos, que ambos perciban el mensaje claro que sus voluntades al unísono emitan.

*SACRIFICIO: Que precio estoy dispuesto a pagar por la felicidad conyugal?Son las restricciones a las que tendrán que someterse con el propósito de concentrar todas sus energías en la búsqueda de la sanidad de su relación. Quizás signifique estar mas tiempo en familia, reducción del tiempo dedicado a los amigos, mejor organización y programación del ministerio, reducción de horas extra de trabajo, romper con el silencio y ser mas expresivo, mayor respeto a la opinión del cónyuge, en fin todo aquello, como se llame, que este causando daño a la relación.

Fielmente oren juntos, ya que es mejor dos que uno y si dos se ponen de acuerdo hay promesas divinas inquebrantables de que serán escuchados.

Bendiciones!


Andrés Mercedes

♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥

Leer más→

domingo, 28 de diciembre de 2014

Resoluciones para tu Matrimonio en Año Nuevo

Tu matrimonio puede ser transformado y embellecido con el favor de Dios, para lo cual hay que tomar decisiones importantes. Te invito a que te comprometas a seguir estas 10 resoluciones para el Año 2015

Click en play para ver el video




Video de 10 resoluciones para tu matrimonio
Leer más→

martes, 25 de noviembre de 2014

10 secretos para hacer que tu matrimonio sea feliz


Todos tenemos nuestros secretos. A veces no somos conscientes de ellos. Noté que tenía ciertas estrategias para amar a mi esposo cuando una de mis hijas me lo hizo notar, ella me dijo 'te descubrí'... al parecer, ella se dio cuenta que yo hacía algunas cosas que parecían marcar una diferencia. Formas de aliviar la tensión. Pequeños pasos hacia amarlo. En fin, todos son hábitos que ayudaron a forjar y mantener la felicidad de nuestro matrimonio.

Así que, sí, supongo que sí tengo mis "secretos" y ellos son realmente los más simples. Nada grande o brillante, pero voy a compartirlos, por si te sirven para marcar una diferencia en tu matrimonio también.

Mis 10 secretos:

1. Que tu sonrisa sea lo primero que  brindes calurosamente por la mañana. Lo reconozco, no soy esa clase de persona. Más bien se podría decir que soy del estilo de "¿dónde está mi café?"diría, soy la clase de persona que gruñe por las mañanas. Pero he decidido saludarlo con la más cálida sonrisa, la más cariñosa que pueda esbozar. Haz la prueba, esto establece un tono maravilloso para todo el resto del día.

2. Más besos de las protestas. Esto fue en lo cual fui "descubierta" por mi hija. Mi marido había hecho algo bastante irritante. Francamente molesto. Y mi hija estaba viendo todo a través del cuarto. En lugar de reaccionar, me reí y le planté un grande y jugoso beso en sus labios. Ah! Eso le enseñará.

3. Toma en consideración el tiempo. Mi tendencia es dejar escapar lo que estoy sintiendo... cuando lo estoy sintiendo. Pero estoy aprendiendo a detenerme hasta que pueda comunicar lo que tengo que decir de una manera tranquila y cuando él esté en el mejor momento para escucharme. Es así que vale la pena esperar el momento adecuado.


4. Haz que tu dormitorio un lugar hermoso. Me gusta convertir nuestra habitación en un precioso oasis para los dos. Vale la pena asegurarse de que es un lugar limpio, cálido y acogedor - que sea el lugar en el que él sabe que puede encontrar el orden y la paz. Un lugar especial en el que quiera estar conmigo.

5. Seleccionar y elegir los temas que te interesan. Decidir no saltarle a tu esposo sobre todos los delitos posibles. Guarda los "cupones" para aquellas cosas que realmente te importan. Por ejemplo, me importa mucho menos hablar acerca de quién saca la basura (aunque teóricamente sea su responsabilidad) que hacerlo sobre la manera en que me habla.

6. Propósito de conectarme con él cada día. Nos gusta tomar un café juntos cada mañana, aunque no siempre es posible. Pero sí intento enviar a lo largo del día una breve nota de amor, darle una llamada rápida en el medio del día, o simplemente acurrucarme en él al final de la noche.

7. Preste atención a los detalles.
La forma en que le gusta su café. Cuando se siente con ganas de hablar... y cuando no lo hace. Cuando podrías hacer una diligencia para él. Esos pequeños detalles que expresan el amor con hechos concretos.

8. Bendecirlo con una palabra amable. Dale una palabra de aliento o apreciación. Haz que tu hábito diario sea decirle algo agradable acerca de él. Es increíble cómo esa pequeña bondad se acumula en grande con el tiempo.

9. Extiende la mano y tócalo. Antes de ir a dormir por la noche. Incluso si él se arrastra en la cama más tarde que yo, me gusta acercarme y recordarle que estoy allí. Con esto le digo que siempre soy su chica. Quiero que se detenga a pensar en mi amor por él.

10. Dile "Te amo" todos los días. ¿Quién no necesita que se le recuerde que es amado? Que él es tu chico especial... Al mío todavía le gusta oírlo, aunque yo se lo he estado diciendo por más de 22 años. Me imagino que lo ha escuchado cerca de 8.653 veces - más o menos una vez o dos al día. Eso es un montón de amor.

Así que estos son algunos de mis secretos. Diez de ellos. No es mucho, lo sé, pero yo creo que han hecho una diferencia. Nuestra hija también lo cree. De hecho, ella confesó que ella quiere llevar esos secretos en su futuro matrimonio también.

Espero que ella lo haga. Algunos secretos son para ser transmitidos.


♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥
Leer más→

lunes, 3 de noviembre de 2014

10 principios que traen felicidad a tu matrimonio

Hay ciertos hábitos que colaboran a que tu pareja sea feliz. Veamos estos principios:

1. Van a la cama al mismo tiempo
Las parejas felices suelen resistir a la tentación de ir a acostarse en diferentes momentos. Van a la cama al mismo tiempo, incluso si uno de los dos se levanta luego para hacer cosas mientras su pareja duerme. Cuando tocan su piel aún sienten un pequeño hormigueo, a menos que uno o ambos estén tan agotados como para sentirse sexualmente excitados.

 2. Cultivan intereses comunes
Cuando la pasión baja sus niveles, es común que las parejas se den cuenta que tienen pocos intereses en común. Por ello, no hay que restarle importancia a las actividades que pueden desarrollar y disfrutar en conjunto. Si los intereses comunes no están presentes, las parejas felices los desarrollan, es recomendando también tener actividades por separado, para que la relación no se vuelva demasiado dependiente.


 3. Caminan de la mano o van uno al lado del otro
En lugar de que uno de los dos se vaya quedando atrás porque camina más lento o se detiene a ver algo, se recomienda andar cómodamente al lado de la pareja, y mejor aún si se toman la mano. Si uno quiere parar a observar alguna cosa, es mejor hacerlo juntos, o se pierde el sentido de compañía.

4. Confían y perdonan
En los desacuerdos o discusiones rutinarias que no llegan a resolución, las parejas felices no se desgastan, se perdonan mutuamente y confían el uno en el otro, en lugar de guardar rencor y mantenerse de mala gana en la relación.

5. Se centran más en lo que su pareja hace bien que en lo que hace mal 
Si comienzas a buscar cosas malas en tu pareja, siempre encontrarás algo. Si haces lo contrario, es decir, buscas lo bueno, también hallarás cosas. Todo depende de lo que quieres buscar. Las parejas felices acentúan lo positivo.

6. Se abrazan al reencontrarse después del trabajo o actividades
Nuestra piel tiene una memoria de “buenas caricias” (amor), “malas caricias” (abuso) y “sin caricias” (descuido). Las parejas que se saludan con un abrazo mantienen su piel bañada por “buenas caricias”,

7. Dicen “te amo” y “que tengas un buen día” todas las mañanas 
Es una manera de cultivar la paciencia y la tolerancia, pues es una buena forma de empezar un día que depara problemas, dificultades y otras molestias que podrían darse en el trabajo.

8. Dicen “Buenas noches” cada noche, independientemente de cómo se sientan 
Esto le dice a tu pareja que, sin importar lo mal que estás con él o ella, aún quieres estar en la relación. Lo que tú y tu pareja tienen es más grande que cualquier incidente perturbador.

9. Llaman o envían un pequeño mensaje a su pareja durante el día 
Llamar o enviar un pequeño mensaje preguntando como va el día del otro, es un hábito de las parejas felices, dice . Ayuda a mantener la complicidad y conexión aún cuando no se ven, y permite estar más en sintonía cuando se ven después del trabajo. Puedes saber si tu pareja está teniendo un día horrible o tuvo un gran logro que pueden compartir cuando se reencuentren.

10. Se sienten orgullosos de estar con su pareja 
A las parejas felices les gustan verse juntos y cuando están en público suelen darse la mano, apoyar su mano sobre el hombro, espalda o rodilla del otro, etc. Muestran la conexión que existe entre ellos, a veces sin darse cuenta. Un hábito es un comportamiento discreto que para transformarse en automático, necesita un poco esfuerzo para mantenerlo y cultivarlo. En este sentido,aquellos que tienen problemas de pareja, pueden seleccionar uno de los puntos señalados y llevarlo a cabo. Además, si en un comienzo no funciona, aconseja no desesperarse y simplemente retomarlo.

Dr. Goulston

Estos consejos se pueden mantener en tu matrimonio cuando tienes una verdadera comunión con Dios, y pones como base de tu pareja la Palabra de Dios.


♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥
Leer más→

domingo, 28 de septiembre de 2014

El amor se pone de acuerdo en la oración - Día 37 de El Desafío del amor

El amor se pone de acuerdo en la oración - Día 37 de El Desafío del amorSi dos de vosotros se ponen de acuerdo sobre cualquier cosa que pidan aquí en la tierra, les será hecho por mi Padre. (Mateo 18:19)

Si alguien te dijera que al cambiar una sola cosa en tu matrimonio podrías garantizar casi con toda seguridad una mejora significativa en la vida con tu cónyuge,
>
al menos querrías saber de qué se trata. Y en el caso de muchas parejas piadosas, esa “única cosa” es la práctica diaria de la oración juntos.

Para una persona que tiende a quitarle importancia a las cuestiones espirituales, esto parece bastante ridículo. Y si le dijeran que la oración en conjunto es un ingrediente clave para la longevidad matrimonial y que realza la intimidad sexual, pensaría que exageraron demasiado. Sin embargo, la unidad que crece entre un hombre y una mujer que oran juntos en forma regular, forma una conexión intensa y poderosa. Dentro del santuario del matrimonio, orar juntos puede hacer maravillas en todas las áreas de la relación.

Cuando se unieron como esposo y esposa, Dios les dio un regalo de bodas: un compañero de oración para toda la vida. Cuando necesitas sabiduría para determinada decisión, tú y tu compañero de oración pueden buscar juntos a Dios para encontrar la respuesta. Cuando luchas con tus propios temores e inseguridades, tu compañero de oración puede tomarte de la mano e interceder por ti. Cuando no se llevan bien con tu cónyuge y no pueden superar una discusión o un escollo en particular, pueden tomarse un descanso, dejar las armas y entrar en oración de emergencia. Esto debería transformarse en tu reflejo automático cuando no sabes qué más hacer.

Es difícil permanecer enojado con alguien con quien estás orando. Es difícil no retroceder cuando escuchas a tu cónyuge clamar a Dios humillado y rogarle misericordia en medio de la acalorada crisis entre ustedes. En oración, dos personas recuerdan que Dios las ha transformado en una. Y con la unidad que trae su presencia, la discordia se transforma en belleza.

Orar por tu cónyuge hace que tu corazón se interese más por él. Sin embargo, lo más importante es que a Dios le agrada verlos humillarse y buscar su rostro juntos. Sus bendiciones se derraman sobre ustedes cuando se ponen de acuerdo en oración.

La palabra que Jesús usó cuando habló sobre “ponerse de acuerdo” en oración lleva la idea de una sinfonía armónica-Dos notas separadas que se tocan una a la vez suenan distintas; son opuestas. Y si las tocas al mismo tiempo (de acuerdo), pueden crear una sensación agradable de armonía. Juntas, proporcionan un sonido más pleno y completo que si suenan en forma independiente.

Ponerse de acuerdo en oración es así… aun en medio del desacuerdo. Vuelve a colocarlos a los dos en su verdadero centro. Les proporciona un área de consenso, cara a cara frente al Padre. Restaura la armonía en medio de la discusión.

La iglesia (la cual, en las Escrituras, tiene una connotación matrimonial con Cristo) a veces puede ser un lugar en donde reine el conflicto. La discordia que suele generarse por distintas razones puede descarrilar a la iglesia de su misión y perturbar el libre flujo de adoración y unidad. A veces, los líderes piadosos se dan cuenta de lo que sucede, les ponen fin a las discusiones y llaman al pueblo de Dios a la oración. En lugar de c0ntinuar la discordia y permitir que haya más sentimientos heridos, buscan la unidad al volver sus corazones hacia Dios y pedirle ayuda.

Lo mismo sucede en nuestros hogares cuando interviene la oración, aun en los momentos culminantes del desacuerdo. La oración detiene la hemorragia; acalla las voces fuertes; hace que te detengas y comprendas en la presencia de quién estás.

Sin embargo, la oración hace mucho más que detener peleas. Es un privilegio para disfrutarlo en forma constante, a diario. Cuando sepas que antes de ir a dormir te espera un tiempo de oración, cambiará la manera en que pasas la velada. Aunque sus oraciones juntos en general sean cortas y concisas, tu día podrá girar alrededor de esta cita permanente y hacer que Dios se mantenga en el medio de todo.

Es cierto, comenzar un hábito como este puede parecer difícil e incómodo. Cualquier cosa de esta envergadura te abrumará con su peso y su responsabilidad cuando intentes ponerla en práctica; pero recuerda que Dios desea que estés con Él (en verdad, te invita) y te hará crecer a medida que lo tomes en serio y dejes atrás los momentos en los que no sabes qué decir.

Recordarás este hilo en común que atravesó todo, desde los días comunes y corrientes hasta las decisiones importantes, y estarás sumamente agradecido por esta “única cosa” que cambió todo. Es un área en donde es fundamental que estés de acuerdo para ponerte de acuerdo.

PREGÚNTALE A TU CÓNYUGE SI PUEDEN COMENZAR A ORAR JUNTOS. DECIDAN CUÁL ES EL MEJOR MOMENTO PARA HACERLO, YA SEA POR LA MAÑANA, A LA HORA DE ALMORZAR O ANTES DE IRSE A DORMIR. USEN ESTE TIEMPO PARA CONFIARLE AL SEÑOR LAS INQUIETUDES, LOS DESACUERDOS Y LAS NECESIDADES. NO OLVIDEN DARLE GRACIAS POR SU PROVISIÓN Y SUS BENDICIONES. AUN SI TU CÓNYUGE SE NIEGA A HACERLO, DECIDE PASAR ESTE MOMENTO DIARIO EN ORACIÓN A SOLAS.

¿Qué puedes hacer para que tu cónyuge esté dispuesto a comenzar a orar contigo? Si se pusieron de acuerdo para orar, ¿cómo resultó? ¿Qué aprendieron de esta experiencia?

Mi oración llega ante ti por la mañana. Salmo 88:13

♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥
Leer más→