domingo, 27 de septiembre de 2015

Orando por mi cónyuge / Día 27

Ora para que tu cónyuge entienda la importancia de cuidar de su cuerpo —como templo del Espíritu Santo— para la gloria de Dios. Ora para que practique el dominio propio, comiendo de forma sana y haciendo suficiente ejercicio para mantenerse saludable. 


Orando por mi cónyuge día 27: que sepa cuidar su cuerpo


Querido Padre del cielo,
te agradezco tanto por regalarnos la salvación por medio de tu amado hijo Jesús, quien dio su cuerpo en sacrificio para que nosotros tengamos vida.
Hoy te presento la vida de mi cónyuge, especialmente en el área de su cuerpo y su salud, para que sepa administrar su cuerpo, y cuidarlo todos los días.
Aleja de él/ella todo accidente que lastime o mutile su cuerpo, y protégelo de toda enfermedad, restaurando y sanando lo que ahora padece o ha traído desde su niñez.
Ayúdalo/a a comer saludablemente, dejando de lado malos hábitos como comer en exceso, comer comida chatarra o abstenerse de comer. Sea libre de todo desorden alimenticio, y tenga sabiduría para elegir lo que le haga bien y lo mantenga con salud.
Permítele modificar costumbres para hacer cambios para bien, ya sea en su manera de comer como en su actividad física. Que pueda ejercitar su cuerpo con regularidad y evitar tanto el sedentarismo como la exigencia física desmedida. Que pueda administrar bien esta área de su vida, para tener un cuerpo saludable, y buen estado de salud.
Que como matrimonio sepamos ser sabios al elegir nuestros menúes de comida, y nuestras actividades recreativas. Danos sabiduría en esto, y que podamos también enseñar a nuestros hijos con el ejemplo.
En el nombre de Jesús, amén.

Romanos 12:1-2

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

1 Corintios 6:19-20, 9:27

¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado.

Mira los días anteriores
Si deseas ver la guía completa:
31 días de oración por mi esposo

♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥

Comparte

Recomendado para ti

Orando por mi cónyuge / Día 27
4/ 5
Oleh

Subscribe via email

Deseas leer lo nuevo que compartimos? Ingresa tu e-mail y te lo enviamos a tu correo.