Mostrando entradas con la etiqueta motivacion. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta motivacion. Mostrar todas las entradas

miércoles, 10 de septiembre de 2014

El amor es imposible - Día 19 de El Desafío del amor

El amor es imposible - Día 19 de El Desafío del amor
Amémonos unos a otros, porque el amor es de Dios, y todo el que ama es nacido de Dios y conoce a Dios (1 Juan 4:7)

El desafío del amor comienza con un secreto. Y aunque ha sido un elemento tácito cada día, es probable que hayas ido acumulando más y más sospechas. Ahora que llegaste hasta aquí, se trata de un secreto que estás descubriendo solo, aunque no sepas cómo expresarlo exactamente.


El secreto es el siguiente: Tu corazón no puede fabricar el amor incondicional (o amor ágape).
Es imposible. Excede tus capacidades. Excede todas nuestras capacidades.

Quizá hayas demostrado ternura y generosidad de alguna manera, y tal vez hayas aprendido a ser más considerado. Sin embargo, amar a alguien en forma desinteresada e incondicional es otra cosa.

Entonces, ¿cómo puedes hacerlo? Te guste o no, el amor ágape no es algo que puedes hacer. Es algo que solo Dios puede nacer. Y es gracias a su gran amor por ti (y a su amor por tu cónyuge), que El elige expresar ese amor a través de ti.

Aun así, quizá no lo creas. Tal vez estés convencido de que si te esfuerzas y te comprometes lo suficiente, puedes obtener de tu corazón el amor incondicional, perdurable y sacrificial.

Quieres creer que está en ti.

¿Pero cuántas veces tu amor no ha podido evitar que mientas, que codicies, que reacciones en forma exagerada, que pienses mal de la persona a la que prometiste delante de Dios que amarías durante el resto de tu vida?

¿Cuántas veces tu amor ha sido incapaz de controlar tu enojo? ¿Cuántas veces te ha motivado a perdonar o ha traído un final pacífico a una pelea?

Esta incapacidad es la que pone de manifiesto la condición pecaminosa de la humanidad. Ninguno de nosotros >ha alcanzado los mandamientos de Dios(Romanos 3:23). Todos hemos demostrado egoísmo, odio y orgullo. Y a menos que haya algo que nos limpie de estos atributos impíos, seremos declarados culpables ante Dios (Romanos 6:23). Por eso, si no estás a cuentas con Dios, no puedes amar de verdad a tu cónyuge porque Él es la fuente de ese amor.

No puedes dar lo que no tienes. No puedes invocar reservas ni recursos interiores que no existen. Así como no puedes regalar un millón de dólares si no los tienes, no puedes dar más amor del que posees. Puedes intentarlo, pero fracasarás.

Así que, en concreto: el amor que puede soportar todas las presiones está fuera de tu alcance, mientras busques encontrarlo dentro de ti mismo. Necesitas que alguien te dé esa clase de amor.

“El amor es de Dios” (1 Juan 4:7). Y solo los que le han permitido a Dios que entre a su corazón por medio de la fe en su hijo, Jesús (solo los que han recibido el Espíritu de Cristo al creer en su muerte y su resurrección) pueden aprovechar el verdadero poder del amor. Jesús dijo: “Separados de mí nada podéis hacer” (Juan 15:5).

Y también dijo: “Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que queráis y os será hecho” (Juan 15:7)- Por medio de Cristo, Dios ha prometido habitar en tu corazón a través de la fe para que conozcas “ese amor que sobrepasa nuestro conocimiento, para que [seas lleno] de la plenitud de Dios” (Efesios 3:19, RVR1995).

Cuando te rindes a Cristo, su poder puede obrar a través de ti. Aún en tu mejor momento, no estás a la altura de los principios de Dios. Sin embargo, Él “es poderoso para hacer rodo mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que obra en nosotros” (Efesios 3:20). De esa manera puedes amar a tu cónyuge.

Así que este secreto inquietante (por más frustrante que parezca) tiene un final feliz para los que dejen de resistir y reciban el amor que Dios tiene para ellos. Esto significa que el amor que ha “derramado en nuestros corazones por medio del Espíritu Santo que nos fue dado” (Romanos 5:5) está siempre a nuestro alcance, cada vez que elegimos someternos a él.

Sencillamente, no podrás hacerlo sin Dios.

Quizá nunca le entregaste tu corazón a Cristo, pero hoy sientes que te atrae hacia Él. Tal vez, por primera vez te des cuenta de que tú también has quebrantado los mandamientos de Dios, y que tú culpa impedirá que lo conozcas. Sin embargo, las Escrituras dicen que si te arrepientes y te alejas de tu pecado al volverte a Dios, Él está dispuesto a perdonarte gracias al sacrificio que hizo su Hijo en la cruz. Él te está buscando, no para esclavizarte sino para liberarte, para que puedas recibir su amor y su perdón. Luego, podrás comunicárselo a la persona que fuiste llamado a amar.

Quizá, ya seas creyente, pero admites que te has alejado de tu comunión con Dios. No lees la Palabra, no oras, quizá ya ni siquiera vayas a la iglesia. El amor que corría por tus venas se ha ido reduciendo hasta llegar a la apatía.

Lo cierto es que no puedes vivir sin Él y no puedes amar sin El; pero Dios podría hacer cosas increíbles en tu matrimonio si depositas en Él tu confianza.





VUELVE A MIRAR LOS DESAFÍOS DE LOS DÍAS ANTERIORES. ¿HUBO ALGUNOS QUE TE PARECIERON IMPOSIBLES? ¿HAS TOMADO CONCIENCIA DE LA NECESIDAD DE QUE DIOS CAMBIE TU CORAZÓN Y TE DÉ LA CAPACIDAD DE AMAR? PÍDELE QUE TE MUESTRE CÓMO ESTÁ TU RELACIÓN CON ÉL, Y RECLAMA LA FORTALEZA Y LA GRACIA PARA RESOLVER TU DESTINO ETERNO.





¿Qué crees que Dios te está diciendo? ¿Sientes que algo se agita en tu interior? ¿Qué decisión has tomado en respuesta a esto?

-

Eso es imposible, pero para Dios todo es posible.

(Mateo 19:26) ♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥
Leer más→

jueves, 28 de agosto de 2014

El amor es incondicional - Día 10 de El desafío del amor



Dios demuestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Romanos 5:8

Si alguien te preguntara: “¿Por qué amas a tu esposa?” o “¿Por qué amas a tu esposo?”, ¿qué dirías?

La mayoría de los hombres mencionarían la belleza de su esposa, su sentido del humor, su bondad, su fortaleza interna. Quizá, hablarían de su capacidad para cocinar, su don para decorar o de lo buena madre que es.

Probablemente, las mujeres dirían algo sobre lo atractivo que es su esposo o sobre su personalidad. Lo elogiarían por su firmeza y por su carácter estable. Dirían que lo aman porque siempre está allí cuando lo necesitan. Es generoso. Es servicial.

¿Pero qué sucedería si con el correr de los años, tu cónyuge dejara de ser todas estas cosas? ¿Seguirías amándolo? En función de lo que contestaste antes, la única respuesta lógica sería “no”. Si todas las razones por las que amas a tu cónyuge tienen que ver con sus cualidades (y luego esas mismas cualidades desaparecen de repente o con el tiempo) el fundamento de tu amor se esfuma.

El amor sólo puede durar toda la vida si es incondicional. La verdad es la siguiente: al amor no lo define la persona amada sino la que decide amar.

La Biblia se refiere a esta clase de amor con el uso de la palabra griega ágape. Es distinto de las otras clases de amor: fileos (la amistad) y eros (el amor sexual). Por supuesto, tanto la amistad como el sexo ocupan un lugar importante en el matrimonio y forman una parte esencial del hogar que construyen juntos como esposo y esposa. No obstante, si tu matrimonio depende por completo de tener intereses en común o de disfrutar de una vida sexual saludable, los cimientos de tu relación son inestables.

El fileos y el eros son más receptivos por naturaleza y pueden fluctuar según los sentimientos. Por otro lado, el amor ágape es desinteresado e incondicional. Así que a menos que esta clase de amor constituya el cimiento de tu matrimonio, el desgaste del tiempo lo destruirá. El amorágape es un amor que se manifiesta “en la salud y la enfermedad”, “en la prosperidad y en la adversidad”, en buenos y malos momentos. Es la única clase de amor verdadero.
Esto se debe a que es la clase de amor que Dios tiene. No nos ama porque lo merezcamos sino porque Él es amoroso. La Biblia dice: “En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que Él nos amó a nosotros y envió a su Hijo como propiciación por nuestros pecados” (1 Juan 4:10). Si Él quisiera que probáramos ser dignos de su amor, fracasaríamos de manera lamentable. Sin embargo, el amor de Dios es una elección que toma por su cuenta. Es algo que recibimos de su parte y que luego transmitimos a los demás. “Nosotros amamos, porque Él nos amó primero” (1 Juan 4:19).

Si un hombre le dice a su esposa: “Ya no estoy enamorado de ti”, lo que en realidad está diciendo es: “Para empezar, nunca te amé en forma incondicional”. Su amor se apoyaba en sentimientos o circunstancias en lugar del compromiso. Es el resultado de edificar un matrimonio sobre el amor fileos o eros. Los cimientos deben ser más profundos que una simple amistad o la atracción sexual. El amor incondicional, el amor ágape, no oscilará con el tiempo ni las circunstancias.

Sin embargo, no quiere decir que el amor que haya comenzado por razones erróneas no pueda ser restaurado y redimido. Es más, cuando reconstruyes tu matrimonio Con el ágape como fundamento, los aspectos de amistad y romance de tu amor se vuelven aún más atractivos que nunca. Cuando el disfrute mutuo como mejores amigos y amantes tiene su fundamento en un compromiso inquebrantable, experimentas una intimidad que no puede lograrse de ninguna otra manera.

No obstante, a menos que le permitas a Dios que comience a cultivar este tipo de amor dentro de ti, lucharás y no lograrás alcanzar esta clase de matrimonio. El amor que “todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta” (1 Corintios 13:7) no surge en nuestro interior. Sólo puede venir de Dios.

Las Escrituras dicen que “ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni lo presente, ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 8:38-39). Es la clase de amor que Dios tiene. Y por fortuna (si quieres) puede transformarse en tu clase de amor; pero primero, debes recibirlo y transmitirlo.

Y cuando tu cónyuge comience a vivir cómodamente bajo su sombra, no debes sorprenderte si amarlo te resulta más fácil que antes. Ya no dirás: “Te amo porque...” Ahora, dirás: “Te amo y punto”.

El desafío de Hoy:

Haz algo fuera de lo común por tu cónyuge: algo que pruebe (tanto a ti como a él) que tu amor tiene su fundamento en tu decisión y en nada más. Lava su automóvil. Limpia la cocina. Compra su postre favorito. Dobla la ropa lavada. Demuéstrale amor por la pura satisfacción de ser su compañero en el matrimonio.

Escribe en tu libreta-diario:

En el pasado, ¿tu amor ha estado basado en los atributos y en la conducta de tu cónyuge o en tu compromiso? ¿Cómo puedes seguir demostrando amor cuando no es recíproco como esperabas?

Al que confía en el Señor, la misericordia lo rodeará. (Salmo 32:10)

♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥
Leer más→

miércoles, 13 de agosto de 2014

Las tres llamas del amor


El amor es un concepto universal relativo a la afinidad entre seres, definido de diversas formas según las diferentes ideologías y puntos de vista (científico, filosófico, religioso, artístico). Habitualmente se interpreta como un sentimiento, relacionado con el afecto y el apego, y resultante y productor de una serie de emociones, experiencias y actitudes. Con frecuencia el término se asocia con el amor romántico. Su diversidad de usos y significados, combinada con la complejidad del sentimiento implicado en cada caso, hace que el amor sea especialmente difícil de definir de un modo consistente. Las emociones asociadas al amor pueden ser extremadamente poderosas, llegando con frecuencia a ser irresistibles. Con todo, el amor interpersonal se considera sano o «verdadero» cuando es constructivo para la personalidad, para lo cual es indispensable tener una buena autoestima.
Amar es encontrar en la felicidad de otro tu propia felicidad.

Justo en medio de la Biblia, hay una colección de poemas hebreos muy explícitos y eróticos que a los jóvenes no se les permitía leer hasta que fueran mayores.
El Cantar de los Cantares nos muestra una serie de ilustraciones de la relación entre un hombre y una mujer; la alegría, la lucha, la perplejidad y el placer.

El título Cantar de los Cantares comúnmente dado a este breve pero bellísimo libro, es una expresión que se corresponde literalmente con la inicial del texto hebreo de la Biblia: shir hashirim. Se trata de una fórmula idiomática muy condensada, cuyo sentido puede explicarse con propiedad como: "el más hermoso de los cantos" o "el poema más sublime". Cantares es un poema distribuido en estrofas, en las que, alternativamente, dos enamorados manifiestan sus recíprocos sentimientos en un lenguaje apasionado, de alto nivel literario y brillante colorido. Todo en este poema cuajado de símiles y espléndidas metáforas se orienta a la exaltación del amor entre el hombre y la mujer, de esa irresistible y mutua atracción que inspira las palabras y determina las actitudes de los enamorados. En Cantares, el esposo mira a la esposa como a un dechado de perfecciones, la contempla a través del cristal de cuanto él tiene por más apetecible, sea viña o fuente, jardín o «nardo y azafrán» (1.6; 2.15; 4.12–14; 5.1; 8.12). La belleza de los enamorados y las delicias del amor son como los frutos de la tierra, los lirios, el vino, la leche o el panal de miel (4.3, 11; 5.1, 13; 6.2, 7; 7.7–9; 8.2). También, desde las más altas cumbres de la lírica, el poema expresa a veces la angustia por la ausencia del ser amado (1.7; 3.1–3; 5.8), la felicidad del encuentro (2.8–14; 3.4) y, sobre todo, el anhelo de la mutua entrega (1.2–4; 8.1–3).

Debemos de recordar que el Cantar de los Cantares fue escrito en hebreo que tiene por lo menos tres palabras distintas para nuestra palabra amor:

1. “RAYA” o “REYA”: se traduciría literalmente como “amigo” o “compañero”.

Oímos hablar a la gente así en todo momento, escuchamos frases como “Ella es mi mejor amiga” o “a él podría contarle cualquier cosa de mi” esas son expresiones de RAYA.
Este verbo hace referencia al AMOR RELACIONAL, es decir aquel afecto que es producto de conocer profundamente a la otra persona. Rayá entonces nos conduce a una comunicación que genera empatía, que acerca a las personas en una relación basada en una profunda comunión, eso lo conocemos como AMISTAD, la calidad que define a los que son AMIGOS.
Observamos que en el centro de la relación de los amantes en Cantares existe la amistad.
Su paladar, dulcísimo, y todo él codiciable. Tal es mi amado, tal es mi amigo, Oh doncellas de Jerusalén. CANTARES 5.16

¿Cómo está la llama de la amistad con tu pareja?

2. “AHAVA”: que quiere decir “gran cariño”, es el deseo de querer tanto estar con alguien que te duele el corazón. Las letra que componen el verbo “ahavá” etimológicamente están relacionadas con el verbo dar en hebreo, con lo cual indica que es un amor siempre dispuesto a dar.
“AHAVA” es cuando tu mente y tu corazón se concentran en tu amado con tal pasión e intensidad, que no puedes pensar en otra cosa.
Las muchas aguas no podrán apagar el amor, Ni lo ahogarán los ríos. Si diese el hombre todos los bienes de su casa por este amor,De cierto lo menospreciarían.
CANTARES 8.7

Los amantes en Cantar de los Cantares manifiestan que “AHAVA” es tan fuerte como la muerte y que muchos ríos no pueden saciar “AHAVA” es amor por voluntad, es mucho más profundo que los sentimientos románticos fugaces, es más que un impulso temporal, “AHAVA” es tomar la decisión de unir tu vida con otra persona, LA PASION O ENAMORAMIENTO es una emoción que conlleva un compromiso de unir tu vida a la de otra persona, “AHAVA” es lo que hace que el amor perdure.

¿Cómo está la llama del amor con tu pareja? ¿Cuáles son los ríos que lo apagan?

3. “DOD”: se traduce literalmente como “mecer o acariciar”.
Esta palabra también viene en proverbios 7:18:
“Ven, embriaguémonos de amores hasta la mañana; Alegrémonos en amores”.

“Ven, bebamos el “dod” hasta el amanecer…”; e incluso la mujer dice en cantares 1:2: “si me besara con los besos de tu boca, grato en verdad es tu “dod” ¡más que el vino!”; “dod” es el elemento físico, lo sexual de una relación, de ahí procede la palabra eros que literalmente se traduce como erótico en nuestro idioma.
10 ¡Cuán hermosos son tus amores, hermana, esposa mía!
¡Cuánto mejores que el vino tus amores,
Y el olor de tus ungüentos que todas las especias aromáticas!
CANTARES 4.10

Pensemos en cada una de estas palabras como una “llama”, entonces tenemos la llama “RAYA” o “REYA” que es amistad, después tenemos la llama “AHAVA” que es el compromiso y por último tenemos la llama “DOD” que es el elemento sexual.
PREGUNTA: ¿Como está la llama de vida sexual con tu pareja?

4. Cuando el hombre y la mujer se juntan, todas esas “llamas” se combinan.
Jesús habla de esta unión y usa la palabra “una sola carne” para describir dicho enlace, una sola carne es mucho más que un acto físico; es emoción, es corazón, es mente, son experiencias, es la fusión de almas, así que unirse físicamente se convierte en la imagen de una realidad espiritual más profunda.
Una sola llama que arde, nunca será tan caliente como las llamas que arden juntas, fuimos creados para que todas estas llamas ardan como una sola.
Piensen en cuantas maneras tenemos de estropearlo, tomemos una “aventurilla” como ejemplo, una “aventurilla” son dos personas compartiendo la flama “dod” pero sin ninguna de las otras flamas: sin amistad, sin compromiso, sin lealtad, sin sacrificio, hay “dod” pero no hay “raya” ni “ahavá” son dos personas que intentan tener con la llama “dod”, todo el calor de las tres llamas juntas. Con razón la persona se queda vacía e insatisfecha.
Fuimos creados para algo más que eso, así que la persona continua yendo a esa flama una y otra vez sin embargo nunca estará satisfecha… no puede.
Cuando separas las llamas, nunca puede haber satisfacción plena. Es como si vivieras fuera de cómo Dios quiere que vivas; quizá nuestra cultura no tiene idea de cómo es en realidad la sexualidad, tal vez nuestro mundo, en lo que a sexualidad se refiere, simplemente no lo entiende. La verdadera sexualidad es inmensa y misteriosa, tiene un cuerpo pero también un alma y un espíritu y el amor es dos personas uniéndose y entregándose mutuamente.
Génesis 1:26 dice: “y dijo: Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza…”
¿En qué consiste la “imagen y semejanza” de Dios en el humano? Recordemos que Dios no tiene un cuerpo físico, por lo tanto no tiene sexualidad, es decir, el no es “hombre” o es “mujer”. Dios ha establecido su “imagen” varonil en el hombre, el deseo de competir, proteger, aventurarse, es parte de la imagen varonil de Dios en el hombre.
Nuestra responsabilidad es grande, espero que lo comprendas y que cumplas con el modo que Dios te creó, que tengas un profundo sentido de respeto por el hecho de que eres un ser espiritual y misterioso y que el amor es finalmente algo profundamente espiritual. Date cuenta que las tres llamas deben arder juntas para que descubras que nada podrá apagar tu amor de pareja.
Leer más→

lunes, 11 de agosto de 2014

Cómo evitar 9 errores comunes en el matrimonio

Son errores comunes. Pueden ser fatales.

Mantener una relación saludable con tu pareja siempre requerirá mucho trabajo e intencionalidad. A medida que los años pasan la atención a los detalles se deteriora y es ahí donde se comienzan a formar los conflictos. En este articulo te comparto los diez errores fatales que debes de evitar en tu relación matrimonial.

1. Poner a los niños primero.

La relación matrimonial pueden sufrir y ser afectada cuando los niños siempre son puestos antes que tu pareja. Los niños son un regalo de Dios para criarlos en el temor de Dios y encaminarlos en el propósito pero tu pacto matrimonial es con tu pareja.

2. No tener tiempo para tus amigos

Para muchos especialmente para las mujeres socializar con sus amistades puede energizarlas y hacerlas sentir conectadas. Saca tiempo para compartir con tus amigos y amigas.


3. Apagarte sexualmente

Los varones logran un sentido de cercanía e intimidad primordialmente a través del sexo. Por lo tanto cuando la mujer no está dispuesta sexualmente para el hombre, el no se siente tan romántico y sexualmente conectado con su esposa.

4. No establecer limites

Las mujeres están entrenadas desde una edad temprana a complacer y suplir las necesidades de todos antes que las de ella. A menos que saques tiempo para recargar tus baterías y digas que “no” de vez en cuando tu vida y tus relaciones siempre serán una lucha.

5. No prestar atención

Esto incluye permitir que tu mente se vaya a “navegar” en otros mundos, prestarle más atención à la televisión, ignorar el lenguaje corporal e interrumpir la conversación.

6. Discutir para ganar

Tú no necesitas tener la última palabra en cada argumento. Admite cuando has cometido un error o cuando tú no tienes todas las respuestas. Trabajen juntos en buscar una respuesta amigable.

7. Deshonestidad

Mentiras y secretos en tu relación matrimonial pueden crear un distanciamiento y falta de confianza entre tú y tu pareja.

8. No cumplir tus promesas

Cuando digas que harás algo, hazlo, las promesas incumplidas pueden hacer que un matrimonio sufra.

9. Resolver conflictos con ira

Maneja tus conflictos de una manera constructiva. Tener arranques de ira puede ganar el argumento y echar a perder una relación.

Identificar estos errores a tiempo y tratar con ellos puede salvar tu matrimonio. No espiritualices lo que pudiera ser resuelto con un consejo sabio y orientación practica.

Muchos matrimonios que se han divorciado pudieron haber arreglado sus conflictos si a tiempo los hubieran manejados.

Si tu matrimonio están pasando por una temporada difícil busca ayuda, consulta a tu pastor(a) si ellos no están preparados para ayudarte busca la asistencia profesional de consejeros que te ayuden a identificar y te den herramientas practicas para que resuelvas tus conflictos. Tommy Moya ♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥
Leer más→

jueves, 7 de agosto de 2014

50 hábitos para un matrimonio saludable

Mantener nuestro matrimonio en salud es un anhelo que todos tenemos desde el día que nos pusimos los anillos.... En el matrimonio es saludable desarrollar hábitos cotidianos o frecuentes que hagan conservar un matrimonio en un ambiente ameno, comprensivo y lleno de pasión. Por es te brindamos a continuación, 50 de estos hábitos para un matrimonio saludable.

1. Comience cada día con un beso
2. Use siempre su anillo de bodas
3. Tengan una cita una vez por semana
4. Acepten las diferencias
5. Sean amables
6. Sean gentiles
7. Dense regalos
 8. Sonrían a menudo
9. Tóquense
10. Hablen sobre sus sueños
11. Escojan una canción que sea "su canción"
12. Frótense la espalda
13. Rían juntos
14. Envíele una carta si ninguna razón en particular
15. Haga lo que ella quie antes que se lo pida
16. Escuche  
17. Anime
18. Haga las cosas a la forma de él
19. Conozca las necedades de ella
20. Prepare el desayuno favorito de él
21. Hágale cumplidos a ella dos veces al día
22. Llámelo
23. Ande con calma  
24. Tómense de las manos
25. Abrácense con cariño
26. Pregunte la opinión de ella
27. Muestre respeto
28. Dele la bienvenida al hogar
29. Vístase lo mejor para él
30. Hágale un guiñde ojos a ella
31. Celebren los cumpleaños en una forma memorable
32. Discúlpense  
33. Perdonen  
34. Fijen una salida romántica     
35. Pregunte: ¿Qué puedo hacer para hacerte más feliz?
36. Sea positivo
37. Sea amable 
38. Sea vulnerable
39. Responda con rapidez a los pedido de él
40. Hable sobre su amor
41. Recuerden sus momentos favoritos juntos
42. Trate a los amigos y familiares de ella con cortesía
43. Envíe flores en cada día de San Valentín y aniversario
44. Admita cuando se equivoca
45. Sea sensible a los deseos sexuales de él    
46. Ore por ella cada día
47. Miren los atardeceres juntos
48. Diga "Te amo" con prudente frecuencia
49. Termine cada día con un abrazo
50. Busque ayuda externa cuando la necesite    
♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥
Leer más→

viernes, 1 de agosto de 2014

10 Cosas que un marido lastimado necesita de su esposa

Soy una mujer quebrantada en muchos sentidos. Ya estaba quebrantada antes de venir a Cristo. Yo estaba quebrantada antes de casarme. Dios me ha quebrantado mientras he estado caminando por el sendero estrecho. Estoy quebrantada... y estoy de acuerdo con eso. Sin embargo, no siempre me siento de esa manera!

Así que, mientras escribo este post para ti, escribo como una vasija rota; una que está totalmente familiarizada con:
  • dolor
  • rechazos
  • persecuciones
  • rechazos
  • limitaciones físicas
  • angustias
  • rechazos
  • fracasos
  • depresión
  • desesperación
  • y oh, no puedo olvidar .... rechazos!
Soy una cicatriz caminando. Aunque mis cicatrices no me definen, ellas me han dado forma. Pero... me transformé, hice todo en Cristo, y estoy abrazada por el Único que se define por sus cicatrices .

Así lo entiendo. Me sale el daño, el miedo a lo desconocido, las decepciones, así como las inseguridades que uno enfrenta.

Todo esto me lleva a pensar en el roto y lastimado esposo de quien estoy hablando hoy. Pienso en mi matrimonio y veo una  pareja caminando a través de una tormenta, pasando por tiempos difíciles y circunstancias imprevistas.

Siempre tendremos tormentas en nuestra vida y no siempre estaremos listos para tomar las decisiones correctas. No siempre vamos a asumir las cosas que tenemos que hacer, porque, seamos sinceros, somos perezosos. Cuando nos enfrentamos a dificultades y esos momentos en la vida en que decimos: "No puedo creer que esto esté pasando a nosotros", nos enfrentamos a una elección. Podemos ir a pie a través de la tormenta con nuestro Dios, o podemos ir por la vida siendo cortos de vista; sin reconocer que hay un panorama más amplio. Dios siempre tiene un plan para lo que sufrimos y aquello con lo que nosotros luchamos, pero no siempre podemos verlo!

Cuando mi amado esposo tuvo que enfrentar una demanda, una auditoría del IRS, la pérdida de nuestra casa, y la pérdida de su negocio (todo al mismo tiempo, claro está) era un hombre quebrantado y no lo digo sólo por una día. La tormenta estaba atravesando se prolongó durante más de 5 años. Sin embargo, el Señor permitió que todas estas cosas tuvieran lugar en nuestras vidas, aunque estuvimos angustiosamente dependiendo de Cristo día tras día.

Por lo tanto, estaba deprimido mi esposo? Sí, en varias ocasiones así estaba. Al igual que yo estaba deprimida de vez en cuando cuando caminaba por el valle de mis 10 años de enfermedades crónicas y debilitantes. Sé que como cristianos no debemos deprimirnos, pero nuestra vida duele y simplemente no podía ver la imagen más grande. No podíamos ver cómo lo estábamos pasando, pero sabiendo que trabajaría para el bien.(Romanos 8:28) Pero hoy puedo verlo.

Mi ánimo para ti sería que pases por sus tormentas junto con Dios como el paraguas que cubre a ambos. A veces la vida requerirá que tu marido te sostenga el paraguas para ayudarte a través de la tormenta y, a veces tu marido necesitará tu ayuda. Recuerden que ustedes dos son una sola carne .


10 COSAS QUE UN MARIDO LASTIMADO NECESIDADES DE SU ESPOSA

→ Él necesita tu aliento, no tu rechazo.
→ Él necesita que le perdones por sus errores y decisiones equivocadas.
→ Él te necesita para creer en él.
→ Él necesita que intercedas ante el Señor en su nombre.
→ Él necesita que seas su amigo y su amante.
→ Él necesita que tú lo quieras por quién es y dónde está, en lugar de su potencial.
→ Él te necesita para centrarse en su crecimiento en el Señor y no que se centren en su crecimiento.
→ Él te necesita para servirle. Cuando se rompió mi Amado, yo hice mi objetivo de edificación y hablarle palabras de vida a él tan a menudo como podía. Me gustaba compartir las Escrituras con él, ya sea que leía la Palabra o escribiendo versos y dejarlos sobre la mesa o una silla. La palabra de Dios no vuelve vacía.(Si no es un creyente, y él es hostil hacia el mensaje del Evangelio, a continuación, sólo ora por él y asegúrate de que tu conducta esté llena de amor y de gracia.)
→ Cuando tu hombre está abajo, es fácil para una mujer asumir el control... pero te advierto que no tomes este camino sin antes hablar con tu marido. Si el hombre se siente castrado por su liderazgo, va a retirarse aún más. Así que ir con cuidado aquí. Continuar para referirse a él y averiguar cómo quiere hacer las cosas y luego seguir adelante con su solicitud. Esta acción le puede provocar a salir de su fosa.
→ Tú tienes que estar en la Palabra de Dios, como si tu vida dependiera de ello, porque es ahí donde su fuente de fortaleza se vienen.
Espera en el Señor, esperando ansiosamente que Dios se mueva en el corazón de tu hombre.


Y así, Señor, ¿dónde pongo mi esperanza? Mi única esperanza está en ti.Salmo 39:7♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥ Jolene.
Leer más→

miércoles, 30 de julio de 2014

100 palabras de afirmación que todo esposo y esposa necesitan escuchar


Mi marido acaba de salir para volver a trabajar (él vino a casa para el almuerzo). Pero mientras caminaba hacia la puerta hizo dos cosas muy impresionantes: Me dijo que yo era hermosa, y me dio las gracias por preparar una rica comida.

Él está ganando hoy.

No basta hacer las típicas preguntas del día... "¿Cómo te fue hoy?" sino que es necesario hacer las preguntas  correctas o decir afirmaciones alentadoras, y bien específicas para los intereses de nuestro cónyuge, y para su crecimiento personal. Por supuesto, esto dará fruto en el matrimonio y en la familia en general.
He recopilado estas 100 afirmaciones para ambos cónyuges que dan resultado en mi matrimonio, y estoy segura, serán una bendición para ti.

Primero las damas:
Palabras de afirmación que tu esposa quiere oir:
  1. Eres hermosa (en un mundo que está diciendo a la mujer tantas cosas acerca de su apariencia, esta palabra es mi favorita absoluta).
  2. Gracias por preparar esta comida (Y si realmente te ha gustado, debes hacerle saber).
  3. Eres una gran madre
  4. Mira cuánto te aman nuestros hijos!
  5. Estás haciendo un trabajo fantástico
  6. Gracias por ...
  7. Tú me inspiraste cuando ....
  8. Me encanta tu sonrisa
  9. Estoy tan agradecido de estar casado contigo
  10. Me encanta obtener ideas tuyas
  11. ¿Cómo eres tan creativa?
  12. Nunca dejas de sorprenderme
  13. Eres tan buena conmigo!
  14. Te ves muy bien con esa ropa
  15. Has hecho de nuestra casa un hogar
  16. Eres muy amable
  17. Me encanta verte interactuar con otras personas
  18. Tú enriqueces mi vida
  19. Nunca dejaré de amarte
  20. Definitivamente me casé para crecer!
  21. Estoy tan orgulloso de ti
  22. Eres tan inteligente
  23. Soy un hombre afortunado!
  24. Eres muy divertida 
  25. ¿Cómo se hace eso?
  26. Haces que todo luzca maravilloso
  27. Eres increíble
  28. Me encanta la forma en que ...
  29. Admiro tu capacidad de ...
  30. Te amo
  31. Tienes lo que necesito
  32. Me siento orgulloso de ti
  33. Me encantaría ayudar
  34. Estoy agradecido de tenerte como mi mejor amiga
  35. Tus ideas son fantásticas
  36. Sigue haciendo lo que estás haciendo
  37. Gracias por tu apoyo
  38. Pensé en ti en el día de hoy, cuando ...
  39. Estoy muy impresionado
  40. No te preocupes, mañana es un nuevo día
  41. Vamos a dejar algo preparado para comer mañana
  42. Me encanta estar contigo
  43. Vamos a hablar de algo
  44. Eres realmente buena en eso
  45. Me encanta venir a casa
  46. Voy a hacerlo por ti
  47. Bésame
  48. Eres una gran mujer 
  49. Por favor, mantén siempre el ser impresionante
  50. Me encantas

Palabras de afirmación que tu esposo quiere oír:

  1. Gracias por trabajar tan duro
  2. Ahí está mi hombre!
  3. Gracias, gracias, gracias!
  4. Eres maravilloso
  5. Gracias por tu atención
  6. Esa es una idea fabulosa!
  7. Gracias por cuidarnos
  8. Admiro tu fortaleza
  9. Confío en ti por completo
  10. Haces que las cosas sucedan
  11. Gracias por arreglar eso
  12. ¿Cómo puedo ayudarte?
  13. Admiro tu fe
  14. Eres un padre increíble
  15. Me encanta verte ser un papá
  16. Qué caballero que eres!
  17. El día pasa 10 veces más rápido cuando estás en casa!
  18. ¿Cómo estás tan guapo?!
  19. No puedo dejar de mirarte
  20. Guau! Gracias
  21. Gracias por toda tu ayuda en la casa
  22. Gracias por encabezar, dirigir y proteger a nuestra familia!
  23. Confío en ti en todo
  24. Lo hiciste increíble
  25. Gracias por hacer que suceda
  26. Estoy tan feliz
  27. Eso fue muy amable de tu parte
  28. Eres increíble
  29. Me gusta la forma en que piensas
  30. Siempre tienes las mejores sugerencias
  31. ¿Hay algo que no puedas hacer?
  32. Me encanta estar contigo
  33. Eres un genio!
  34. Me has conquistado hoy!
  35. Eres un marido increíble
  36. Tengo la suerte de tenerte
  37. Estoy agradecida de que me casé contigo
  38. Sólo abrázame
  39. Yo te respeto por eso
  40. Eres demasiado bueno para mí
  41. Eso fue muy importante para mí
  42. Gracias por tu sacrificio
  43. Sabes exactamente lo que necesito!
  44. Me encanta cuando ...
  45. Estoy muy contenta!
  46. ¿Cuál sería una buena noche de diversión para ti?
  47. Eres tan divertido
  48. Estoy enamorada de ti
  49. Lo vas a hacer muy bien!
  50. Nunca he visto que no tengas éxito

Obviamente cada relación es diferente, así que no todas ellas serán tus favoritas... pero tú sabes lo que a tu cónyuge le resulta mejor! Trabaja con tu lenguaje de amor y pon estas afirmaciones por obra!

Por Cristina Manscill

♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥
Leer más→