sábado, 12 de octubre de 2019

Definiendo a la Familia

Familia, según la Biblia

definicion-de-familia-en-la-biblia



Para los hijos de Dios los conceptos sobre familia y matrimonio son claros. Están escritos en la Biblia, y han sido diseñados por nuestro Dios. Todo creyente necesita conocer cuáles son estos fundamentos y enseñarlos a sus hijos, tal como el Señor los diseñó.



Según la Biblia la "familia" es la unión de un hombre y una mujer en matrimonio, que generalmente se bendice con uno o varios hijos naturales o hijos adoptados. También amplía el sentido refiriéndose a la familia en su sentido más amplio, incluyendo a cualquier otra persona relacionada por lazos de sangre, es decir, lo que conocemos por la familia extendida.

En el libro del Génesis, el primer libro de la Biblia, encontramos el primer ejemplo de familia. Leemos que en el principio Dios creó primeramente a un hombre, a quien llamó Adán, y su función era ejercer dominio sobre la creación de Dios. Luego Dios creó a una mujer (Eva) como la "ayudante adecuada" del hombre (Génesis 2:18, 20). 

En este pasaje bíblico dice: "Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se aferrará a su mujer, y serán una sola carne" (Génesis 2:24). Este versículo establece el modelo bíblico tal como fue constituido por Dios al principio: un hombre está unido a una mujer en matrimonio, y los dos forman una nueva familia natural. En este sentido, "hacerse una sola carne" no sólo se refiere al establecimiento de una nueva familia, sino también a la unión sexual del marido y la mujer que conduce a la procreación de la descendencia. Esto, a su vez, está en consonancia con el mandato original de Dios a la primera pareja humana de "ser fecundos y multiplicarse y llenar la tierra y someterla y tener dominio" sobre toda la creación (Génesis 1:28).

Estos aspectos del matrimonio -la complementariedad de lo masculino y lo femenino, y el papel insustituible de las relaciones hombre-mujer en la reproducción de la raza humana- forman parte del orden

original de la creación, y son evidentes para todos los seres humanos desde el orden perdurable de la naturaleza. Estos elementos comunes del matrimonio están en el corazón de nuestras leyes civiles que definen y regulan el matrimonio. Por lo tanto, las personas de todas las culturas y religiones -incluyendo a aquellos que carecen de fe en Dios, Cristo o la Biblia- son capaces de participar en la institución del matrimonio. Sin embargo, nosotros que somos cristianos creemos que la comprensión más completa de la voluntad de Dios para el matrimonio puede derivarse de un examen cuidadoso de las enseñanzas bíblicas. Corresponde a la iglesia educarse a sí misma y a la cultura en general con respecto a la amplitud y profundidad de las intenciones de Dios para el matrimonio.

El matrimonio y la familia fueron idea de Dios, y como instituciones divinas no están abiertos a la renegociación o revisión humana. Como hemos visto, la Biblia enseña claramente que Dios instituyó el matrimonio como un pacto entre un hombre y una mujer, una unión de por vida de dos socios creada a imagen de Dios para gobernar y administrar la tierra para él. De acuerdo con su maravilloso diseño, el Creador normalmente bendecirá a una pareja casada con hijos, y es su buen plan que una familia esté constituida por un padre y una madre.

Fuente FCR
♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥

Comparte

Recomendado para ti

Definiendo a la Familia
4/ 5
Oleh

Subscribe via email

Deseas leer lo nuevo que compartimos? Ingresa tu e-mail y te lo enviamos a tu correo.