jueves, 21 de febrero de 2019

El amor en el matrimonio

Nos casamos cuando éramos jóvenes y arriesgados. Supimos asumir un compromiso el uno con el otro, y lo hicimos ante Dios: amarnos hasta que la muerte nos separe.


consejo-para-matrimonio

Para algunos el amor es un sentimiento basado en pasión, que se manifiesta como mariposas en el estómago y te impulsa a hacer cosas a veces no muy normales. Para otros es un sentimiento más profundo que te hace experimentar un gozo especial al lado de esa persona que amas. Para otros es una decisión basada en la instrucción bíblica de amar incondicionalmente.

El amor eros basado en pasión y el amor fileos basado en compañerismo, si se pueden acabar cuando dejan de estimularse. Son tipos de amor humano basados en experiencias emocionales que se pueden convertir en sentimientos, pero dependientes

en un alto grado del estímulo externo. Estos tipos de amor son egoístas porque solo funcionan si reciben, pero si dejan de recibir, se apagan y desaparecen. Estos tipos de amor están presentes al inicio de toda relación romántica, pero según los expertos no dura más de dos años.

Entonces como se puede mantener un matrimonio? Que tipo de amor necesitan para poder subsistir y disfrutar de una relación estable y saludable. La respuesta es: el Amor Agape. Este amor es Dios. La Biblia dice que Dios es amor. EL es el amor Ágape y se describe claramente en I Corintios 13. Sin amor los seres humanos somos incompletos e infelices. Sin amor no vale la pena nuestra existencia porque no somos nada. Y dice:

Versos 4 al 8: El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no se envanece, no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, sino que se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser;

Esta descripción del amor Ágape solo la podemos poner en práctica si amamos a Dios con todo nuestro corazón real y desinteresadamente. Cuando amamos a Dios nos hacemos obedientes a su palabra y si vivimos obedientes a su palabra, su amor se manifiesta en nosotros y adquirimos la capacidad de servir, escuchar, dar, ser tolerantes, perdonar, vencer el egoísmo y el orgullo, y caminar por sendas de justicia. Entonces seremos capaces de amar a nuestro cónyuge incondicionalmente y vivir para encargarnos de su bienestar a pesar de.

Practicar este tipo de amor no es nada fácil, pero nuestro Padre Celestial nos demostró que si es posible y que si decidimos aceptar a su hijo como nuestro Señor y Salvador y vivir en obediencia a su palabra, lograremos amar de esa manera incondicional y hacer feliz a nuestro cónyuge y a nuestra familia.
La consecuencia será una familia saludable, no perfecta, pero si capaz de cuidarse mutuamente y disfrutar de las cosas buenas de la vida que Dios nos da cada día. Toma la decisión hoy mismo de renunciar a todo resentimiento y rencor y decide vivir en obediencia a la palabra de Dios, aunque te cueste. El nos ayuda en nuestra debilidad cuando decidimos hacer su voluntad.

Puede que tu matrimonio tenga serias dificultades, pero si tomas la decisión de buscar de Dios, amar a Dios con todas tus fuerzas y crecer en la obediencia a su palabra, tu matrimonio se salvará! Quizás necesites un poco de ayuda al principio, pero si eres obediente a la palabra de Dios tu matrimonio se sanará.

Luis y Hannia Fernandez - www.libresparaamar.org

♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥

Comparte

Recomendado para ti

El amor en el matrimonio
4/ 5
Oleh

Subscribe via email

Deseas leer lo nuevo que compartimos? Ingresa tu e-mail y te lo enviamos a tu correo.