Mostrando entradas con la etiqueta consejo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta consejo. Mostrar todas las entradas

viernes, 1 de agosto de 2014

10 Cosas que un marido lastimado necesita de su esposa

Soy una mujer quebrantada en muchos sentidos. Ya estaba quebrantada antes de venir a Cristo. Yo estaba quebrantada antes de casarme. Dios me ha quebrantado mientras he estado caminando por el sendero estrecho. Estoy quebrantada... y estoy de acuerdo con eso. Sin embargo, no siempre me siento de esa manera!

Así que, mientras escribo este post para ti, escribo como una vasija rota; una que está totalmente familiarizada con:
  • dolor
  • rechazos
  • persecuciones
  • rechazos
  • limitaciones físicas
  • angustias
  • rechazos
  • fracasos
  • depresión
  • desesperación
  • y oh, no puedo olvidar .... rechazos!
Soy una cicatriz caminando. Aunque mis cicatrices no me definen, ellas me han dado forma. Pero... me transformé, hice todo en Cristo, y estoy abrazada por el Único que se define por sus cicatrices .

Así lo entiendo. Me sale el daño, el miedo a lo desconocido, las decepciones, así como las inseguridades que uno enfrenta.

Todo esto me lleva a pensar en el roto y lastimado esposo de quien estoy hablando hoy. Pienso en mi matrimonio y veo una  pareja caminando a través de una tormenta, pasando por tiempos difíciles y circunstancias imprevistas.

Siempre tendremos tormentas en nuestra vida y no siempre estaremos listos para tomar las decisiones correctas. No siempre vamos a asumir las cosas que tenemos que hacer, porque, seamos sinceros, somos perezosos. Cuando nos enfrentamos a dificultades y esos momentos en la vida en que decimos: "No puedo creer que esto esté pasando a nosotros", nos enfrentamos a una elección. Podemos ir a pie a través de la tormenta con nuestro Dios, o podemos ir por la vida siendo cortos de vista; sin reconocer que hay un panorama más amplio. Dios siempre tiene un plan para lo que sufrimos y aquello con lo que nosotros luchamos, pero no siempre podemos verlo!

Cuando mi amado esposo tuvo que enfrentar una demanda, una auditoría del IRS, la pérdida de nuestra casa, y la pérdida de su negocio (todo al mismo tiempo, claro está) era un hombre quebrantado y no lo digo sólo por una día. La tormenta estaba atravesando se prolongó durante más de 5 años. Sin embargo, el Señor permitió que todas estas cosas tuvieran lugar en nuestras vidas, aunque estuvimos angustiosamente dependiendo de Cristo día tras día.

Por lo tanto, estaba deprimido mi esposo? Sí, en varias ocasiones así estaba. Al igual que yo estaba deprimida de vez en cuando cuando caminaba por el valle de mis 10 años de enfermedades crónicas y debilitantes. Sé que como cristianos no debemos deprimirnos, pero nuestra vida duele y simplemente no podía ver la imagen más grande. No podíamos ver cómo lo estábamos pasando, pero sabiendo que trabajaría para el bien.(Romanos 8:28) Pero hoy puedo verlo.

Mi ánimo para ti sería que pases por sus tormentas junto con Dios como el paraguas que cubre a ambos. A veces la vida requerirá que tu marido te sostenga el paraguas para ayudarte a través de la tormenta y, a veces tu marido necesitará tu ayuda. Recuerden que ustedes dos son una sola carne .


10 COSAS QUE UN MARIDO LASTIMADO NECESIDADES DE SU ESPOSA

→ Él necesita tu aliento, no tu rechazo.
→ Él necesita que le perdones por sus errores y decisiones equivocadas.
→ Él te necesita para creer en él.
→ Él necesita que intercedas ante el Señor en su nombre.
→ Él necesita que seas su amigo y su amante.
→ Él necesita que tú lo quieras por quién es y dónde está, en lugar de su potencial.
→ Él te necesita para centrarse en su crecimiento en el Señor y no que se centren en su crecimiento.
→ Él te necesita para servirle. Cuando se rompió mi Amado, yo hice mi objetivo de edificación y hablarle palabras de vida a él tan a menudo como podía. Me gustaba compartir las Escrituras con él, ya sea que leía la Palabra o escribiendo versos y dejarlos sobre la mesa o una silla. La palabra de Dios no vuelve vacía.(Si no es un creyente, y él es hostil hacia el mensaje del Evangelio, a continuación, sólo ora por él y asegúrate de que tu conducta esté llena de amor y de gracia.)
→ Cuando tu hombre está abajo, es fácil para una mujer asumir el control... pero te advierto que no tomes este camino sin antes hablar con tu marido. Si el hombre se siente castrado por su liderazgo, va a retirarse aún más. Así que ir con cuidado aquí. Continuar para referirse a él y averiguar cómo quiere hacer las cosas y luego seguir adelante con su solicitud. Esta acción le puede provocar a salir de su fosa.
→ Tú tienes que estar en la Palabra de Dios, como si tu vida dependiera de ello, porque es ahí donde su fuente de fortaleza se vienen.
Espera en el Señor, esperando ansiosamente que Dios se mueva en el corazón de tu hombre.


Y así, Señor, ¿dónde pongo mi esperanza? Mi única esperanza está en ti.Salmo 39:7♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥ Jolene.
Leer más→

miércoles, 30 de julio de 2014

100 palabras de afirmación que todo esposo y esposa necesitan escuchar


Mi marido acaba de salir para volver a trabajar (él vino a casa para el almuerzo). Pero mientras caminaba hacia la puerta hizo dos cosas muy impresionantes: Me dijo que yo era hermosa, y me dio las gracias por preparar una rica comida.

Él está ganando hoy.

No basta hacer las típicas preguntas del día... "¿Cómo te fue hoy?" sino que es necesario hacer las preguntas  correctas o decir afirmaciones alentadoras, y bien específicas para los intereses de nuestro cónyuge, y para su crecimiento personal. Por supuesto, esto dará fruto en el matrimonio y en la familia en general.
He recopilado estas 100 afirmaciones para ambos cónyuges que dan resultado en mi matrimonio, y estoy segura, serán una bendición para ti.

Primero las damas:
Palabras de afirmación que tu esposa quiere oir:
  1. Eres hermosa (en un mundo que está diciendo a la mujer tantas cosas acerca de su apariencia, esta palabra es mi favorita absoluta).
  2. Gracias por preparar esta comida (Y si realmente te ha gustado, debes hacerle saber).
  3. Eres una gran madre
  4. Mira cuánto te aman nuestros hijos!
  5. Estás haciendo un trabajo fantástico
  6. Gracias por ...
  7. Tú me inspiraste cuando ....
  8. Me encanta tu sonrisa
  9. Estoy tan agradecido de estar casado contigo
  10. Me encanta obtener ideas tuyas
  11. ¿Cómo eres tan creativa?
  12. Nunca dejas de sorprenderme
  13. Eres tan buena conmigo!
  14. Te ves muy bien con esa ropa
  15. Has hecho de nuestra casa un hogar
  16. Eres muy amable
  17. Me encanta verte interactuar con otras personas
  18. Tú enriqueces mi vida
  19. Nunca dejaré de amarte
  20. Definitivamente me casé para crecer!
  21. Estoy tan orgulloso de ti
  22. Eres tan inteligente
  23. Soy un hombre afortunado!
  24. Eres muy divertida 
  25. ¿Cómo se hace eso?
  26. Haces que todo luzca maravilloso
  27. Eres increíble
  28. Me encanta la forma en que ...
  29. Admiro tu capacidad de ...
  30. Te amo
  31. Tienes lo que necesito
  32. Me siento orgulloso de ti
  33. Me encantaría ayudar
  34. Estoy agradecido de tenerte como mi mejor amiga
  35. Tus ideas son fantásticas
  36. Sigue haciendo lo que estás haciendo
  37. Gracias por tu apoyo
  38. Pensé en ti en el día de hoy, cuando ...
  39. Estoy muy impresionado
  40. No te preocupes, mañana es un nuevo día
  41. Vamos a dejar algo preparado para comer mañana
  42. Me encanta estar contigo
  43. Vamos a hablar de algo
  44. Eres realmente buena en eso
  45. Me encanta venir a casa
  46. Voy a hacerlo por ti
  47. Bésame
  48. Eres una gran mujer 
  49. Por favor, mantén siempre el ser impresionante
  50. Me encantas

Palabras de afirmación que tu esposo quiere oír:

  1. Gracias por trabajar tan duro
  2. Ahí está mi hombre!
  3. Gracias, gracias, gracias!
  4. Eres maravilloso
  5. Gracias por tu atención
  6. Esa es una idea fabulosa!
  7. Gracias por cuidarnos
  8. Admiro tu fortaleza
  9. Confío en ti por completo
  10. Haces que las cosas sucedan
  11. Gracias por arreglar eso
  12. ¿Cómo puedo ayudarte?
  13. Admiro tu fe
  14. Eres un padre increíble
  15. Me encanta verte ser un papá
  16. Qué caballero que eres!
  17. El día pasa 10 veces más rápido cuando estás en casa!
  18. ¿Cómo estás tan guapo?!
  19. No puedo dejar de mirarte
  20. Guau! Gracias
  21. Gracias por toda tu ayuda en la casa
  22. Gracias por encabezar, dirigir y proteger a nuestra familia!
  23. Confío en ti en todo
  24. Lo hiciste increíble
  25. Gracias por hacer que suceda
  26. Estoy tan feliz
  27. Eso fue muy amable de tu parte
  28. Eres increíble
  29. Me gusta la forma en que piensas
  30. Siempre tienes las mejores sugerencias
  31. ¿Hay algo que no puedas hacer?
  32. Me encanta estar contigo
  33. Eres un genio!
  34. Me has conquistado hoy!
  35. Eres un marido increíble
  36. Tengo la suerte de tenerte
  37. Estoy agradecida de que me casé contigo
  38. Sólo abrázame
  39. Yo te respeto por eso
  40. Eres demasiado bueno para mí
  41. Eso fue muy importante para mí
  42. Gracias por tu sacrificio
  43. Sabes exactamente lo que necesito!
  44. Me encanta cuando ...
  45. Estoy muy contenta!
  46. ¿Cuál sería una buena noche de diversión para ti?
  47. Eres tan divertido
  48. Estoy enamorada de ti
  49. Lo vas a hacer muy bien!
  50. Nunca he visto que no tengas éxito

Obviamente cada relación es diferente, así que no todas ellas serán tus favoritas... pero tú sabes lo que a tu cónyuge le resulta mejor! Trabaja con tu lenguaje de amor y pon estas afirmaciones por obra!

Por Cristina Manscill

♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥
Leer más→

sábado, 26 de julio de 2014

El poder del amor

Muchos estarán de acuerdo en que lo más importante para mantener un matrimonio unido es el AMOR, sin embargo, nuestra incapacidad para amar en la vida adulta, está ligada muchas veces a nuestras carencias infantiles de amor. Dios encomendó a nuestros padres la importante labor de comunicarnos dos verdades importantes: el amor incondicional y la aceptación.
Desafortunadamente por su poca comunión con Dios o sus múltiples ocupaciones, o su inmadurez, fallaron a esta encomienda y hoy muchos pagan las consecuencias de ello y tenemos una distorsión del amor y de nosotros como dignos de ser amados. Esto también afecta nuestra relación matrimonial y vemos como pasada la fase “química” del enamoramiento en la pareja, la mayoría de parejas deciden: separarse, divorciarse o llevar una aburrida y sufrida
vida conyugal por amor a los hijos o por el “que dirán”.El matrimonio requiere un compromiso radical para amar a nuestro cónyuge, tal y como es, mientras que anhelamos que lleguen a ser lo que no son aún.

¿Qué necesitamos entonces para sostener un buen matrimonio? La respuesta es el Poder del Amor. Dios es Amor y por medio de Jesús tenemos acceso a Él. 1 Juan 4:8 dice que “Dios es Amor”. Necesitamos el poder del amor de Dios.Dios nos da un mandamiento que nos muestra como amar a Dios (dando es como recibimos): 1 Juan 4: 20-21 y dice también que “cuando amamos a Dios, amamos sus mandamientos” ( 1 Juan 5:2-3).En una ocasión alguien pregunto a Jesús, cuál de los mandamientos era el más importante de todos y él le respondió lo que dice Mateo 22: 37-40: “ama a Dios con todo lo que piensas y todo lo que eres” y “Cada uno debe amar a su prójimo como se ama a sí mismo” (TLA).

No hay prójimo más próximo que su cónyuge y entonces usted ha recibido el mandato de
Dios para amarlo(a). Sin embargo, es importante conocer la posición bíblica respecto a la que es amar, más allá de los sentimientos.Amar es más que un sentimiento es una decisión. La Biblia habla de al menos tres clases de amor: el EROS (es condicional “te amo si y solo si”), el FILOS (“Te amo porque…), el AGAPE (“Te amo a pesar de…). El FILOS, es un amor que trasciende a EROS, que se niega a sí mismo por amor a su familia. El AGAPE es un amor que trasciende a EROS y a FILOS, no viene de Ud., de sus fuerzas, viene de Dios, Dios viviendo en usted, amando, a través de usted. El amor ágape (1 Corintios 13: 1-12) ha sido definido como “Generosa preocupación por el bienestar de los demás sin pedir nada a cambio” (comentario Biblia de estudio RVR 60).

¿Qué estaría dispuesto (a) a hacer para demostrar el amor a su cónyuge? Por ejemplo, ¿Esta Ud. dispuesto (a) dar su vida por la de su cónyuge?. Pedro también decidió amar a Jesús hasta la muerte y sin embargo termino negándole tres veces (Juan 13: 37-38), fue hasta que comprendió el amor de Jesús que pudo demostrar su capacidad para dar hasta su vida.

El matrimonio es un gimnasio donde puede ejercitarse y aprender a amar a su PROPIO cónyuge (Efesios 5:22-30). El matrimonio nos permite fortalecer y desarrollar nuestra capacidad para experimentar y expresar el amor de Dios. Ahí podemos mostrar nuestro amor a Dios, amando bien a nuestros cónyuges. Alguien dijo: “Nunca podremos amar demasiado a alguien, el problemas es que no amamos a Dios lo suficiente”.

El amor no es una reacción que brota espontáneamente de nosotros, tenemos que ir a la Fuente que es Cristo. El amor entonces debe perseguirse, ambicionarse y practicarse. La cultura popular no entiende este principio , es por eso que algunos hombres al dejar a su esposa por otra mujer se han atrevido a decir “La verdad es que nunca te ame” que es en realidad una forma de atacar a la esposa, diciéndole “la verdad es que nunca te hallé digna de ser amada”, pero en el contexto cristiano esa sería una confesión de fracaso porque Jesús nos manda a que amemos a hasta nuestros enemigos, por lo que el “Nunca te amé” significaría: “Nunca me he comportado como un creyente en Jesucristo”. Cuando amamos bien, agradamos a Dios. El amor cristiano se demuestra amando a aquellos que son más difíciles de amar.

Jesús no ha dado acceso al verdadero amor, debido a que la presencia del Espíritu Santo en nosotros produce las virtudes cristianas de la vida del creyente. Entonces en el contexto matrimonial no tenemos excusas: Dios nos deja escoger con quién nos vamos a casar, si la decisión es nuestra, que base hallamos para dejar de amar cuando encontramos difícil ponerlo en práctica. Dios no nos manda a que nos casemos, nos lo ofrece como una oportunidad. Una vez casados, no podemos amar a Dios, sin amar a también a nuestro cónyuge. A veces el cónyuge es difícil de amar pero para eso es el matrimonio: para enseñarnos a amar, ya que el verdadero amor surge dentro del matrimonio. La relación matrimonial ensancha y agiganta su capacidad de amar, es un campo de práctica en el cual puede aprender a aceptar a la otra persona para servirla, y por favor no limite ese “amor” a cosas “espirituales” como orar, predicar y exhortar, sino en deleitarse mutuamente en todas las formas “terrenales” que también son una realidad bíblica.

Cuando vivimos y actuamos por amor tenemos un anticipo de la edad venidera y de la eternidad, porque el amor es característica de madurez y de la vida que da Dios. 1 Corintios 13: 13 (TLA): “Hay tres cosas que son permanentes: la confianza en Dios, la seguridad de que él cumplirá sus promesas y el amor. De esas tres cosas, la más importante es el amor”. El matrimonio es un pacto ante Dios, una decisión espiritual que nos ayudará a conocer mejor a Dios, a confiar más plenamente en Él y amarlo más profundamente. Decídase a amar, más allá de sus sentimientos, compartiendo el poder del amor de Dios con su cónyuge.

Jimmy Sánchez

♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥
Leer más→

sábado, 19 de julio de 2014

Un secreto para tener un matrimonio saludable

Un secreto para tener un matrimonio saludable
La aceptación es una de esas necesidades y significa entender que tu cónyuge tiene una identidad propia que esta determinada por su temperamento, su cultura, su educación y el medio ambiente en el que se desarrolló, entre otras. Todos los seres humanos tenemos la necesidad de sentirnos aceptados.Lo contrario es el rechazo e implica una manifestación de no aceptación que genera juicio, crítica, malestar, enojo, resentimiento y baja autoestima.

En el matrimonio ambos deben aceptarse tal como son con sus virtudes y defectos. A partir de la aceptación mutua, se puede y se debe trabajar para mejorar ayudándose mutuamente. Muchos cónyuges no recibieron esta manifestación de
amor en sus hogares y se sintieron rechazados por alguno de sus padres y muchas veces por los dos, aunque de manera generalmente inconsciente. No obstante esta falta de aceptación la arrastran al matrimonio. Al inicio de la vida conyugal no se manifiesta por cuanto en la etapa del enamoramiento si se sienten aceptados. El problema sale a la luz cuando pasada esa etapa comienzan las quejas, las actitudes despectivas, la indiferencia y las ofensas.
En el matrimonio es completamente normal que los cónyuges sean diferentes o muy diferentes. Lo contrario es poco común, ya que en las relaciones de pareja ocurre lo mismo que en las leyes de la física, polos opuestos se atraen y polos iguales se repelen. La idea es que sean complementarios. Entonces los cónyuges deben entender que en la relación matrimonial cada uno tiene que aportar sus dones y virtudes que van a ayudar a su cónyuge y viceversa. Siempre hay un cónyuge más activo que el otro y siempre hay uno más pasivo que el otro. Entonces el más activo debe entender que ese será uno de sus aportes al matrimonio de por vida y a su cónyuge probablemente le tocará activar la paz.

Colosenses 3: 12-15: Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de bondad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia. Soportaos unos a otros y perdonaos unos a otros, si alguno tiene queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Sobre todo, vestíos de amor, que es el vínculo perfecto. Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo. Y sed agradecidos. Para disfrutar de un matrimonio saludable es imprescindible que nos aceptemos mutuamente y trabajemos cada uno por nuestra parte para que nuestra respuesta a las actitudes de nuestro cónyuge que nos molestan, sean bondadosas, humildes y pacientes. Y por otro lado entender que nuestras fortalezas son nuestro aporte al matrimonio y nuestras debilidades son las que necesitamos que nuestro cónyuge nos ayude a manejar.

Tómese unos minutos para meditar en esta enseñanza y luego siéntese a hablar con su cónyuge acerca de las fortalezas y debilidades de cada uno y como se pueden complementar para ayudarse mutuamente y lograr tener un matrimonio saludable y agradable.

Tu matrimonio y tu familia es el tesoro mas valioso que Dios te ha dado. Cuídalo!

Luis y Hannia Fernandez

 ♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥
Leer más→

miércoles, 16 de julio de 2014

Abuso verbal en el matrimonio: cómo superarlo

Como superar el abuso verbal en el matrimonio
Casi todos han oído de alguien, o conocen a alguien, que ha sido abusado verbalmente. Tal vez usted esté involucrado en una relación verbalmente abusiva. También es posible que nadie conozca su situación siquiera. El abuso verbal es como una golpiza que no deja evidencias, como las magulladuras de las golpizas físicas. Usted (o su amigo) puede estar sufriendo en silencio y en aislamiento.

En este artículo quiero abordar este tema muy importante en un esfuerzo por entender este fenómeno y brindar respuestas. Como toda área de la acción humana, comienza en la mente y el corazón. Proverbios 23:7 dice: “Cual es su pensamiento en su corazón, tal es él.” Lo que una persona piensa en su mente y en su corazón se verá reflejado en sus palabras y en sus acciones. El abuso verbal y el abuso físico son el resultado de una forma de ver el mundo que claramente no es bíblica.

El abuso verbal suele ser más difícil de ver, ya que raramente hay cicatrices visibles, a menos que haya habido abuso físico. Pero a menudo es menos visible simplemente porque el abuso tal vez siempre ocurra en privado. La víctima del abuso verbal vive en un mundo cada más confuso. En público, la víctima está con una persona. Cuando está en privado, el abusador puede convertirse en una persona completamente diferente.

Frecuentemente, aunque no siempre, el perpetrador del abuso verbal es un varón y la víctima es una mujer. Hay muchos ejemplos de mujeres que son bastante abusivas verbalmente. Pero, para simplificar los pronombres en este artículo, voy a identificar al abusador como masculino y a la víctima como femenina.

1. El abuso verbal es dañino y suele atacar la naturaleza y las capacidades de la pareja. Con el tiempo, la pareja puede comenzar a creer que hay algo de malo con ella o con sus capacidades. Puede llegar a sentir que ella es el problema, y no su pareja.

2. El abuso verbal puede ser abierto (mediante insultos y arranques de ira) o encubierto (a través de comentarios sutiles, con un efecto similar a un lavado de cerebro). El abuso verbal abierto suele incluir reproches y acusaciones, y confunde a la pareja. El abuso verbal encubierto, que es la agresión oculta, confunde aún más a la pareja. Su objetivo es controlarla sin que se dé cuenta.


3. El abuso verbal es manipulador y controlador. Alguien puede hacer comentarios despectivos de una forma sumamente sincera e interesada. Pero el objetivo es controlar y manipular.

4. El abuso verbal es insidioso. La autoestima de la pareja va disminuyendo gradualmente, sin que se dé cuenta. Ella podría tratar de cambiar su comportamiento conscientemente o inconscientemente para no perturbar al abusador.

5. El abuso verbal es imprevisible. De hecho, la imprevisibilidad es una de las características más significativas del abuso verbal. La pareja queda atontada, atónita y desestabilizada por el sarcasmo, la frase hiriente, el desprecio o el comentario injurioso de su pareja.

6. El abuso verbal no es un tema secundario. Es el tema principal en la relación.Cuando una pareja está teniendo una discusión sobre un tema real, el tema puede ser resuelto. En una relación verbalmente abusiva, no hay ningún conflicto específico. El tema es el abuso, y este tema no se resuelve. No tiene un cierre.

7. El abuso verbal expresa un doble mensaje. Hay una incongruencia entre la forma en que habla el abusador y sus verdaderos sentimientos. Por ejemplo, puede sonar muy sincero y honesto mientras está diciendo a su pareja lo que ella tiene de malo.

8. El abuso verbal suele escalar, aumentando en intensidad, frecuencia y variedad.El abuso verbal puede comenzar con frases despectivas disfrazadas como chistes. Luego pueden aparecer otras formas. A veces, el abuso verbal puede escalar hacia el abuso físico, comenzando con empellones “accidentales,” empujones y choques.

Estas son algunas de las características del abuso verbal. A continuación, consideraremos algunas de las categorías de abuso verbal. [4]

Las categorías de abuso verbal

La primera categoría de abuso verbal es retener. Un matrimonio requiere intimidad, y la intimidad requiere empatía. Si una pareja retiene información y sentimientos, entonces el vínculo matrimonial se debilita. El abusador que se rehusa a escuchar a su pareja le niega la experiencia y la deja aislada.

La segunda es rebatir. Esta es la respuesta dominante del abusador verbal que ve en su pareja un adversario. Está constantemente rebatiendo y corrigiendo todo lo que dice y hace. Por adentro, hasta puede estar pensando: “¡Cómo se atreve a tener otro punto de vista!”

El rebatir es muy destructivo para una relación, porque impide que la pareja sepa lo que piensa su compañero acerca de cualquier cosa. A veces el abusador verbal puede cortar la discusión en la mitad de una oración antes que ella pueda terminar su idea. En muchas formas, ni siquiera le permite tener sus propias ideas.

Una tercera categoría de abuso verbal es rebajar. Esto es como tomar un artículo de cien dólares y reducir su precio a un centavo. Rebajar la realidad y la experiencia de la pareja y es sumamente destructivo. Puede ser una forma sumamente insidiosa de abuso verbal, porque niega y distorsiona la percepción real de la pareja del abuso.

A veces el abuso verbal esta disfrazado como chistes. Si bien sus comentarios pueden pasar por humor, hieren a su pareja profundamente. Las pullas verbales pueden ser hechas estúpidamente o con gran habilidad, pero todas tienen el mismo efecto de humillar a la pareja desequilibrándola.


Una quinta forma de abuso verbal es bloquear y desviar. El abusador verbal rehusa la comunicación, dictamina lo que puede ser discutido o retiene información. Puede impedir toda posibilidad de resolver conflictos mediante el bloqueo y el desvío.


Acusar y culpar es otra forma. Un abusador verbal acusará a su pareja de hacer algo malo o alguna violación del acuerdo básico de la relación. Esto tiene el efecto de desviar la conversación y poner a la otra pareja a la defensiva.

Otra forma de abuso verbal es juzgar y criticar. El abusador verbal puede juzgar a su pareja y luego expresar su juicio en una forma crítica. Si ella objeta, puede decirle que simplemente está señalando algo para ayudar, pero en realidad está expresando su falta de aceptación de ella.

Estas son sólo algunas pocas categorías de abuso verbal. A continuación, veamos varias otras formas de abuso verbal.

Otras formas de abuso verbal

Trivializar puede ser también una forma de abuso verbal. Es un intento por tomar algo que se ha dicho o hecho y convertirlo en insignificante. Cuando se hace esto en forma franca y sincera, puede ser difícil de detectar. A menudo, la pareja queda confundida y cree que no ha explicado eficazmente a su compañero la importancia de algunas cosas para ella.

Socavar es también abuso verbal. El abusador no sólo retiene el apoyo emocional sino también erosiona la confianza y la determinación. El abusador a menudo aplastará una idea o sugerencia con un único comentario.

Amenazar es una forma clásica de abuso verbal. Manipula a su pareja haciendo que surjan en ella sus mayores temores. Esto puede incluir la amenaza de irse o divorciarse. En algunos casos, la amenaza puede ser escalar el abuso.

Insultar puede ser también abuso verbal. Llamar a alguien continuamente “estúpida” porque no es tan inteligente como uno o llamarla “torpe” porque no tiene tanta coordinación puede tener un efecto devastador sobre la autoestima de la pareja.

El abuso verbal puede involucrar el olvido también. Esto puede involucrar tanto la manipulación abierta como encubierta. Todos se olvidan de algo de vez en cuando, pero el abusador verbal lo hace en forma consistente. Cuando la pareja se ha serenado, después de recibir los gritos del abusador, y confronta a su compañero, encuentra que él ha “olvidado” el incidente. Algunos abusadores se olvidan de promesas que han hecho que son de gran importancia para sus parejas.

Ordenar es otra forma clásica de abuso verbal. Niega la igualdad y la autonomía de la pareja. Cuando un abusador da órdenes en vez de pedir, la trata como una esclava o una subordinada.

La negación
es la última categoría de abuso verbal. Si bien todas las formas de abuso verbal tienen consecuencias serias, la negación puede ser muy insidiosa porque niega la realidad de la pareja. De hecho, un abusador verbal podría leer esta lista de categorías e insistir que no es abusivo.

Por eso es tan importante que la pareja reconozca estas características y categorías, dado que el abusador suele tomar una actitud de negación. Por lo tanto, la responsabilidad de reconocer el abuso verbal y hacer algo al respecto suele descansar en la pareja.

Hemos descrito varias características y hemos discutido varias categorías del abuso verbal. Finalmente, quisiera brindar una perspectiva bíblica.

Una perspectiva bíblica del abuso verbal

La Biblia nos advierte claramente acerca de los peligros de un hombre airado. Proverbios 22:24 dice: “No te entremetas con el iracundo, ni te acompañes con el hombre de enojos.” Y Proverbios 29:22 dice: “El hombre iracundo levanta contiendas, y el furioso muchas veces peca.”

No es la voluntad de Dios que usted (o su amigo) esté en una relación verbalmente abusiva. Esas palabras airadas y críticas destruirán su confianza y su autoestima. Ser sumisa en una relación de matrimonio (Efesios 5:22) no significa dejarse ser golpeada verbalmente por su pareja. Es cierto que 1 Pedro 3:1 enseña que las esposas, al someterse a sus esposos, pueden ganarlos a Cristo por su comportamiento. Pero no enseña que deben permitir que sean abusadas verbalmente o físicamente.

He aquí algunos principios bíblicos clave. Primero, saber que Dios la ama. La Biblia enseña: “Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu” (Salmos 34:18).

Segundo, trate con sus sentimientos de culpa. Tal vez sienta que los problemas de su matrimonio son culpa suya. “Si sólo hiciera las cosas mejor, él no estaría tan enojado conmigo.” La Biblia enseña en Salmos 51:6 que “He aquí, tú amas la verdad en lo íntimo, y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría.” Aún cuando pueda tener sentimientos de culpa, tal vez usted no sea la parte culpable. Yo le recomendaría que lea mi artículo sobre el tema de la falsa culpa. [5]

Un tema relacionado es la vergüenza. Tal vez sienta que usted tiene algo malo. Tal vez sienta que es una mala persona. Salmos 139:14 dice: “Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; estoy maravillado, y mi alma lo sabe bien.”

Finalmente, debe darse cuenta que usted puede dejar de ser una víctima y concordar con Dios en que puede ser libre. 2 Corintios 3:17 dice: “El Señor es el Espíritu; donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.”

Un elemento clave en este área del abuso verbal indudablemente será confrontar al abusador. Es importante que usted se dé cuenta que la confrontación es un principio bíblico. Jesús enseñó acerca de esto en Mateo 18:15-20. Yo le recomendaría que busque ayuda de un pastor o un consejero. Pero también le recomendaría que consiga hombres y mujeres de Dios que puedan confrontar afectuosamente a la persona que la está abusando. Su objetivo debería ser penetrar a través de su negación y restaurarlo amablemente con un espíritu de mansedumbre (Gálatas 6:1).

El abuso verbal es un problema emocional difícil, pero hay esperanza si el abusador está dispuesto a confrontar su pecado y conseguir ayuda.


Kerby Anderson
 ♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥
Leer más→

martes, 15 de julio de 2014

10 frases de impacto para tu matrimonio

consejos para matrimonios

{No hay manera de construir tu #matrimonio 100% libre de problemas. Así que asegúrate de edificarlo sobre el fundamento de la Palabra de Dios.}

{No todo lo que le preocupa o disgusta a tu #cónyuge tiene que ver contigo. Intercede para que Dios le dé discernimiento, y pueda diferenciar los verdaderos motivos de su malestar, y para que no lo descargue en su familia.}

{Tu cónyuge puede hacer cosas que son hirientes, pero ten en cuenta a la persona entera, no solo la acción que hace daño. Recuerda los rasgos de la personalidad que te gustan de él, que admiras y aprecias. Sé sensible y ten compasión por tu pareja. Entender
la razón detrás de un acto que hace daño, es la mitad de la batalla ganada. Recuerda: el perdón no es justificar o decir que una acción estuvo bien, sólo significa que el dolor ya no va a tener el control sobre ti. Con el perdón sincero tú y tu cónyuge estarán en mejores condiciones para seguir adelante.}

{Mi esperanza en mi #matrimonio es que vamos a crecer juntos en comunión, y para ello es necesaria la introspección profunda que no sólo enriquece nuestro matrimonio... también trae gloria a Dios!}

{Al tener un conflicto con mi cónyuge, tengo que parar, tomar una respiración profunda, y pensar ... ¿quién es el verdadero enemigo aquí ? Hay una batalla espiritual que asola a nuestro alrededor que ni siquiera podemos ver, pero es muy real. Es la realidad más grande. Es una batalla que no es de temer, pero que ha de ser reconocida y combatida en el único lugar donde se puede ganar→en la oración.} 

{Elegir las palabras que le dices... o no le dices... a tu #cónyuge puede ser el principio del cambio en tu #matrimonio}

{Mostrar atención por lo que a tu #cónyuge le interesa es involucrarse con los anhelos del otro, escucharlo, orar por esto y apoyarlo en sus sueños. Esto fortalece el vínculo entre ambos.}
{Cuando veas que tu esposa padece necesidad y dolor, debes conmoverte, compadecerte, orar por ella, consolarla, expresarle amor y comprensión y tratarla con benevolencia. No te exasperes, no te hartes ni te desanimes si por un tiempo se la ve más débil. No te lo tomes como un gran inconveniente y un obstáculo. Más bien mírala con compasión y ternura. Tómala en tus brazos y consuélala, ámala, llora por ella. Y sobre todo, ora por ella. Si no eres capaz de manifestar amor, ternura y compasión a esta mujer, que es tu #esposa, ¿cómo vas a manifestárselos a los demás?}

{Reserva tus miradas, tus deseos y elogios para tu cónyuge}

{Lo que muchas parejas no logran darse cuenta es que el compromiso es una decisión, es un acto de elección que tan solo puede tomar un individuo maduro que está presente para el otro. El compromiso no es un capricho ni un extra, es el verdadero fundamento de cualquier relación.}



 ♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥
Leer más→

¿Cómo sanar las heridas en el matrimonio?

Al iniciar una relación matrimonial, las expectativas con respecto a la resolución de conflictos suele ser muy positiva: "Vamos a salir adelante!". Si bien es una buena visión del matrimonio, la convivencia va haciendo mella en el vínculo, y se generan algunas heridas.
Cómo sanar las heridas para matrimonios

Cuando se habla de heridas en el matrimonio, se suele evocar aquellas que permanecen después de una fuerte discusión, al haber recurrido, uno o ambos miembros de la pareja, a gritos, ofensas u otras expresiones de violencia emocional y aún física. Es frecuente también encontrar heridas, cuando la pareja ha vivido humillaciones e infidelidad, entre otras cosas.

Sin embargo, muchas veces las lesiones aparecen y se profundizan con el pasar del tiempo casi sin darnos cuenta. Especialmente esto ocurre cuando la pareja se ha ignorado mutuamente, desatendido, descalificado o ha recurrido a otras formas de respuesta
inadecuada ante los dificultades del matrimonio, que pueden o no desembocar en conflictos aún mayores.

Otra forma en que pueden surgir las heridas en el matrimonio, tiene que ver con las expectativas que cada uno tiene antes de constituirse en pareja, y la desilusión que representa confrontarse con una realidad distinta. De igual forma, cuando las pequeñas diferencias no resueltas, la rutina, el abandono y la falta de interés van marcando o determinando una actitud que se prolonga en el tiempo, la distancia en la vida conyugal se empieza a imponer y es frecuente que de por esta situación se produzcan lesiones que pueden conducir a permanentes heridas que causan mucho dolor y fricción en la relación matrimonial.

Los recuerdos dolorosos hacen que tanto en los aspectos personales, como a nivel de la relación de pareja, el ser humano tienda a estancarse y no logre desarrollar sus propias habilidades. Las heridas provocan pesar, porque son resultado de sentimientos de amargura, tristeza, frustración y, en algunos casos, de ira e impotencia. Estas van afectando los pensamientos y los sentimientos, y pueden acompañar a la persona durante mucho tiempo, aun cuando la situación del pasado aparentemente pareciera ser superada.

¿Cómo sanar las heridas?

Un aspecto importante para iniciar el camino hacia la sanidad en las relaciones matrimoniales, es no negar lo que se siente. En algunas ocasiones las personas que tratan de ocultar sus lesiones emocionales o recuerdos que le entristecen, lo único que logran es prolongar y profundizar sus heridas. Al reconocer el evento o situación que nos ha lastimado, estaremos dando el primer paso para la superación de la situación que nos lastimó.

Para sanar las heridas del matrimonio se debe asumir la decisión de perdonar, sabiendo que esto se logra mediante un proceso que toma tiempo, por lo que cada persona debe tener paciencia y perseverancia. No se debe olvidar que el primer paso, está en identificar lo que nos a causado el dolor y no dejarlo profundizar en el transcurso del tiempo.Cada pareja debe resolver oportunamente aquellas cosas que les lastiman, para que no se conviertan en heridas permanentes, sólo así podrán disfrutar de una vida matrimonial de paz y libertad.

Recuerda siempre que:

• Las heridas no sanadas impiden el establecimiento de nuevas y positivas actitudes y relaciones. Hacen aflorar la inseguridad, la desconfianza, la duda, el temor y la soledad.

• Al reconocer el evento o situación que nos ha lastimado, estaremos dando el primer paso para la superación de la situación que nos lastimó.

• El perdón permitirá ir sanando el corazón de las personas heridas
 ♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥
Leer más→

Un hábito muy eficaz que puede fortalecer tu matrimonio

Consejo para matrimonio
Fue en el noveno grado, durante un partido de basketball. Faltaba un minuto por jugarse en el partido, y yo estaba de pie allí sosteniendo la pelota. Yo jugaba de pivotante (quien puede girar en su propio eje para ir hacia un lado u otro) y, tuve que tomar una decisión:  ¿voy por la canasta con la esperanza de ganar el juego de nuestro equipo? ¿O lo tiro a Mary que agitaba su mano frenéticamente para llamar mi atención? La tiré a Mary, que giró hacia el
aro, y con un solo golpe final, encestó la pelota. Todo había terminado. La victoria fue nuestra... aunque el centro de atención fue ella. Yo podía hacer una buena jugada, robar la pelota, pasar y jugar bien de pivote, pero cuando se trataba de lanzar a la canasta, me faltaba la altura y la habilidad. Ahí es donde mis compañeras vinieron en mi ayuda y logramos vencer.

El trabajo en equipo es esencial para jugar al baloncesto, y ¡también en la vida cotidiana! Lo que sé ahora es que también es esencial para el matrimonio. Pero hay otra cosa que es importante. Es un hábito muy eficaz, y es uno que fortalecerá cualquier matrimonio cuando se pone en práctica. ¿Qué es? Ser pivotante. El camino correcto, en el momento adecuado.

Todos tenemos necesidades, los maridos y las esposas por igual, pero no siempre lo expresamos. A veces, no son nada más que un gesto, una pregunta o una sugerencia alegre. Una buena esposa no sólo escucha las necesidades del esposo, sino que también dirige su atención hacia dichas necesidades en vez de alejarse.
Mi esposo llamó a casa el otro día para preguntar qué estaba preparando para la cena. Yo fui educada, pero no le contesté como de costumbre. No estaba teniendo el mejor día y me afectaba aún en los detalles. Unos cinco minutos después de colgar el teléfono mi esposo volvió a llamar: "Está todo bien?", preguntó. "Tengo la sensación de que algo te molesta."
Podría haber esperado hasta llegar a casa para preguntarme, pero en lugar de eso volvió su atención hacia mí en ese mismo momento. He aquí otro ejemplo de la manera en que actúa un pivote.

 La otra noche, yo estaba en la cama junto a mi esposo. Mientras él dormía, yo estaba con el iPad absorta en mi nuevo libro electrónico. Permítanme decir que me encanta ese momento tranquilo cuando todos en la casa están adentro y me pongo a leer sin interrupciones, sin cachorros, llamadas telefónicas, el ruido de la televisión, o las personas que llaman a la puerta. Es impresionante. Leí dos páginas, sentí la mano de de mi marido extenderse sobre mi mano. La verdad es que quería acariciar su mano y volver a leer mi libro. Era un nuevo eBook y yo había estado esperando todo el día para profundizar en él, pero me decidí a girar en mi lugar. Cerrando el libro, volví mi atención a mi amado, porque eso es lo que hace el amor. El amor busca servir, no ser servido. Completad mi gozo, seáis unánimes, teniendo el mismo amor, unánimes, de una mente. Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno los demás como superiores a sí mismos. No mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. - Filipenses 2:2-4

Los matrimonios se fortalecen cuando damos nuestra atención el uno al otro. El romance se ahonda cuando nos tomamos el tiempo para escuchar. Y los corazones se suavizan cuando damos más de lo que recibimos. Pivotante-no es nada complicado en realidad, pero es un hábito eficaz, sin embargo! Bendiciones,

 Darlene Schacht  ♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥
Leer más→

lunes, 14 de julio de 2014

¿Por qué esperar hasta el matrimonio?

noviazgo
Es un tiempo emocionante cuando encuentras a la persona correcta y se comprometen para el matrimonio. Pero también es un tiempo peligroso porque enfrentarán tentaciones especiales.
Muchas parejas que han evitado las relaciones sexuales durante el noviazgo suelen empezar a tener relaciones sexuales después de comprometerse para el matrimonio. Razonan:"Después de todo, planeamos casarnos. Si tenemos cuidado de que no nos descubran y evitamos el embarazo, ¿por qué debemos esperar?" Este razonamiento es equivocado.

El compromiso NO es lo mismo que el matrimonio.

Los compromisos suelen romperse. Quizás nunca te cases con la persona con quien te comprometes.
Si terminan su compromiso, el hecho de haber tenido relaciones sexuales hará que el rompimiento sea más doloroso. Además, ¿cómo te sentirás cuando conozcas a tu "único amor" más adelante? ¿Cómo le dirás la verdad? Si no le dices, ¿qué sucederá si se entera por boca de otra persona? Una cosa es segura—te lamentarás por no haberte guardado para la persona con quien pasarás el resto de tu vida. Supongamos que sí te casas. Tu luna de miel debe ser el tiempo más emocionante de tu vida. Pero, ¿lo será para ti? De ninguna manera. El hecho de haber tenido relaciones sexuales antes del matrimonio destruye la hermosura y lo asombroso del lecho matrimonial.
Si tú tienes relaciones sexuales antes del matrimonio, descubrirás que causa más problemas y distrae más de tu capacidad de disfrutar las relaciones sexuales con tu pareja después del matrimonio. Así como una computadora es programada por la información que le metes, tú eres "programado" por los sentimientos que se asocian con las cosas que haces. Las primeras impresiones tienen un poder especial y se recuerdan por largo tiempo. Los sentimientos que tú tienes la primera vez que haces algo se quedan grabadas permanentemente en tu mente. Cuando tú tienes relaciones sexuales antes de casarte, seguramente habrá sentimientos de culpa, miedo y pérdida de auto-estima.

Esto es verdad tanto en el hombre como en la mujer, pero especialmente en la mujer. Se siente culpable, porque sabe que está haciendo algo malo. Hay un sentir de pérdida de auto-estima porque no está viviendo de acuerdo a sus normas altas. Y existe un temor por la posibilidad de dos cosas: (1) de quedar embarazada o (2) de ser descubiertos en el mismo acto de las relaciones sexuales. Estés o no estés comprometido para casarte, cada vez que tengas relaciones sexuales sentirás cierta culpa, temor y pérdida de auto-estima. Aunque no te des cuenta, estás siendo "programado" para asociar las relaciones sexuales con esos sentimientos negativos. Supongamos que después de eso te casas y la relación llega a ser legal.

Ahora no existe ninguna razón para tener esos sentimientos negativos cuando tienes relaciones sexuales. Así que, en tu luna de miel puedes olvidar toda la culpa, el dolor y la vergüenza y empezar a disfrutar libre y perfectamente las relaciones sexuales sin inhibiciones. ¿Verdad? ¡DE NINGUNA MANERA! Descubrirás que esos sentimientos de culpa, temor y vergüenza siguen estando presentes cuando tienes relaciones sexuales. Ya has sido "programado" para asociar esos sentimientos malos con las relaciones sexuales, y cada vez que tengas relaciones sexuales, esos sentimientos de temor, culpa y vergüenza regresarán para atormentarte. Aún después de muchos años de matrimonio, será imposible que te des completa y libremente a tu pareja. Este es un precio terrible que se paga por unos pocos momentos de relaciones sexuales prematrimoniales. La Manera de Dios es hermosa Un matrimonio satisfactorio con alguien que amas profundamente es uno de los regalos más preciosos que Dios te puede dar. Si crees que has encontrado a tu pareja para toda la vida, cuida lo sagrado de tu relación así como cuidarías un tesoro valioso, porque es exactamente eso. Abstenerte antes del matrimonio te prepara para una boda preciosa.
Al pararte delante de un Dios santo y comprometerte a tu pareja para toda la vida, te darás cuenta, como nunca antes, que tu virginidad es el regalo más precioso que puedes ofrecerle a tu amado. Esto es cierto tanto para los muchachos como para las muchachas. Si te has guardado puro, estarás contento de que guardaste ese don precioso para la persona con la que pasarás el resto de tu vida.

 Cuando llegue el momento de que se entreguen el uno al otro en amor sexual, habrá una entrega total sin culpa, temor o vergüenza. Comprenderás como nunca antes que la voluntad de Dios es lo mejor para ti, sin lugar a dudas. Dios siempre desea lo que es mejor para nosotros. Cuando tú y tu pareja se hagan uno en la carne, estarán conscientes de la aprobación de Dios.
Estarán cumpliendo lo que Dios planeó para el matrimonio, y Dios se agradará en ese acto. Sus hijos estarán experimentando el amor total con toda su hermosura, fervor y pureza, así como El lo planeó. Todos anhelan entregarse completamente a alguien…tener una relación íntima…ser amado de manera total y exclusiva.

 Pero Dios le dice al cristiano: 
 "Primero debes aprender a sentirte satisfecho, completo y feliz al ser amado sólo por Mí…al entregarte a ti mismo de manera total y sin reservas a Mí…teniendo una relación intensamente personal y única conmigo, descubriendo que sólo en mí puedes encontrar tu satisfacción.
Después de aprender esto, podrás tener la relación humana perfecta que tengo planeada para ti. Nunca podrás unirte con otro ser humano hasta que te unas conmigo—de manera exclusiva, sin cualquier otra persona o cosa—de manera exclusiva, sin cualquier otro deseo o anhelo. Quiero que dejes de hacer planes, que dejes de anhelar y que me permitas darte el plan más emocionante que existe—uno que tú no te puedes imaginar.
Deseo que tengas lo mejor. Por favor permíteme darte eso. Simplemente debes seguir con tus ojos fijos en mí, esperando las cosas más grandes... continúa experimentando la satisfacción que yo te doy. Sigue escuchando y aprendiendo las cosas que yo te digo. Sólo espera. Eso es todo. No te turbes. No te preocupes. No mires las cosas que otros han obtenido o las cosas que yo les he dado. No mires las cosas que crees desear. Sigue mirándome a Mí, porque de otro modo, te perderás lo que deseo mostrarte. Y luego, cuando estés listo, te sorprenderé con un amor mucho más maravilloso de lo que cualquiera de ustedes haya soñado. Verás, hasta que estés listo y hasta que la persona que yo he escogido para ti esté lista (porque estoy trabajando desde ahora para que ambos estén listos en el mismo momento)…hasta que ambos estén satisfechos de manera exclusiva conmigo, y con la vida que he preparado para ustedes, no podrán experimentar el amor que es un ejemplo de su relación conmigo, el cual es el amor perfecto. Y, amado mío, deseo que tengas este amor tan maravilloso… deseo que lo veas en la carne como un cuadro de tu relación conmigo, y que disfrutes material y literalmente la unión eterna de la hermosura, la perfección y el amor que yo te ofrezco conmigo Mismo. Debes saber que te amo completamente. Soy Dios. Cree y satisfácete
.♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥
Leer más→

domingo, 13 de julio de 2014

Amor genuino en el matrimonio

Amor genuino en el matrimonio - consejo para matrimonios
Sin el genuino tipo de amor divino, los matrimonios de hoy corren riesgo extremo. Amor genuino significa un tipo de amor franco, honrado, sincero, sencillo, puro, real y sin pretensiones. Cristo Jesús, modela ese tipo de amor por nosotros. El amor de Cristo en nosotros es el superpegamento que mantiene unido y satisfecho al matrimonio.

Salomón expresa embelesado sus sentimientos sobre el misterio del amor en Cantar de los cantares. Deberíamos leer algunos de esos pasajes lentamente y reflexionar en las intenciones de Dios cuando nos creó con los profundos deseos de amar y ser amado.

A veces pienso en eso y me doy cuenta de lo superficiales que son nuestras expresiones de amor con nuestras parejas. Creemos que al decir: “Te amo, cariño”, cubrimos todo el significado del verdadero amor. Salomón utiliza expresiones románticas que nos dejan carentes de expresión.

¡La voz de mi amado! He aquí él viene saltando sobre los montes, brincando sobre los collados. Mi amado es semejante al corzo, O al cervatillo. Helo aquí, está tras nuestra pared, mirando por las ventanas, atisbando por las celosías. Mi amado habló, y me dijo: Levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y ven. (Cantar de los cantares 2:8-10).

Usted puede decir: “Ah, esto es poesía al máximo”. En realidad, creo que el lenguaje del amor es poético, simplemente no nos tomamos el tiempo para practicarlo y salir con algunas frases genuinas y originales que nos dejen deslumbrados. Mientras escribía esto, intenté una frase diferente con mi marido: “Te amo, mi amante hermoso, quiero pasear contigo”. Sus ojos se agrandaron como unos platos, me dio una gran sonrisa y me dijo: “¡Estoy listo! ¿A dónde vamos?” Esta es una manera de despertar una relación aburrida.

Los matrimonios de hoy en día, especialmente los más jóvenes, están tan absortos en sus trabajos y en el mundo de las redes sociales y el entretenimiento a través de los medios de comunicación que les queda poco tiempo o paciencia para nutrir la relación, y aun menos para pasar tiempo valioso con los hijos. Me sentí inmensamente feliz al ver el anuncio de mi hija en Facebook asesorando a otras parejas en su reciente decimocuarto aniversario de bodas: “Hoy celebré el decimocuarto aniversario de bodas con mi cariñito. No te rindas en tus relaciones. Recuerda los sentimientos tipo ‘loco de amor’ con los que comenzaste, y haz lo que sea necesario para mantenerlos o pídele a Dios que te ayude a recuperarlos. Dios es nuestro pegamento. ¡Todo lo que vale la pena!”

Ahora bien, ese es un consejo impresionante para cualquier pareja en cualquier etapa de su matrimonio. Sin demostraciones de amor en un matrimonio, la vida es como un frío día nublado.

El amor es afecto, ternura, deseo, intimidad, amabilidad, entusiasmo y mucho más. Los matrimonios de hoy se enfrentan a una tremenda oposición de las fuerzas del mal. Pero recuerde que si usted pertenece a Dios, tiene una cobertura sobrenatural y un poder espiritual impresionante a su disposición. Conviértalo en un refugio seguro para todas sus pasiones y las necesidades del matrimonio. Ponga a Dios primero en su vida, y todas las cosas buenas le serán añadidas (Lucas 12:31).

- Del libro Satanás, ¡mi matrimonio no es tuyo! por Iris Delgado.
♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥
Leer más→

sábado, 12 de julio de 2014

8 tipo de mujeres con las que no deberían casarse los hombres cristianos

8 tipo de mujeres con las que no deberían casarse los hombres cristianos
1. La incrédula La Biblia es absolutamente clara en este punto: los cristianos no deben casarse con los incrédulos. 2 de Corintios 6:14 dice: "No os unáis con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia qué comunión la luz con las tinieblas? "(NVI). Además de su decisión de seguir a Cristo, el matrimonio es la decisión más importante que tendrá que realizar. 


No lo arruines al ignorar lo obvio. Necesitas una esposa que ama a Jesús más de lo que te ama a ti. Coloca la madurez espiritual en la parte superior de tu lista de "cualidades que deseo en una mujer".
2. La chica material. Un joven amigo mío estaba comprometido con una joven de una familia rica. Ahorró dinero durante meses para comprar un anillo, pero cuando le propuso matrimonio, y le entregó el anillo, ella le dijo que tenía que volver a la tienda de joyas para comprar un diamante más grande. Empujó a su prometido a endeudarse por un anillo que se ajustaba más a sus expectativas. Ella quería el estilo de vida de Tiffany en su presupuesto de Wal-Mart. Le advertí a mi amigo que estaba entrando en serios problemas. - A menos que quieras vivir en la deuda para el resto de tu vida, no te cases con una chica que tiene signos de dólar en sus ojos y ocho tarjetas de crédito en su bolso Gucci.
3. La diva. A algunos chicos machistas les gusta  pretender que son superiores a las mujeres. "
Divas" son la versión femenina de esta pesadilla. Ellas piensan que el mundo gira alrededor de ellaos, y no piensan dos veces antes de lastimar a alguien para probar su punto. Sus palabras son duras y sus demandas de dedos chasqueando no son razonables. Algunas de estas mujeres podrían terminar en posiciones de liderazgo en la iglesia, pero no te dejes engañar por su conversación súper espiritual. Los verdaderos líderes son humildes. Si no ves la humildad de Cristo en la mujer con quien estás saliendo, da vuelta lejos de ella y sigue buscando.
4. La Dalila. Recuerdas a Sansón? Él fue ungido por Dios con la fuerza sobrehumana, pero perdió su poder cuando una mujer seductora descubrió su secreto y le dio a su hombre el corte de pelo más famoso del mundo. Al igual que Dalila, una mujer que no ha dado su sexualidad a Dios te ciega con sus encantos, rompe tu corazón y corta tu unción. Si la mujer "cristiana" que conociste en la iglesia se viste provocativamente, coquetea con otros hombres, escribe mensajes y comentarios sexualmente inapropiados en Facebook o te dice que está bien con el sexo antes del matrimonio, sale de esa relación antes de que ella te atrape.
5. La mujer contenciosa. Un joven me dijo recientemente que salió con una chica que tenía resentimiento serio en su corazón a causa de las heridas del pasado. El creyó que iba a poder soportar esto mientras se puso de novio. Pero con el tiempo se dio cuenta de que la amargura no resuelta puede arruinar un matrimonio. Proverbios 21:9 dice: "Es mejor vivir en un rincón del terrado que en una casa con mujer rencillosa." Si la mujer con quien estás saliendo hierve de ira y falta de perdón, su vida juntos se arruinará con el argumento , portazos y el drama sin fin. Insista en que recibe la oración y consejería.
6. La reguladora. El matrimonio es una asociación 50/50, y la única forma en que funciona es cuando el marido y la esposa practicar la sumisión mutua según Efesios 5:21. Al igual que algunos chicos piensan que pueden correr un matrimonio como una dictadura, algunas mujeres tratan de manipular las decisiones para salirse con la suya. Esta es la razón por la consejería prematrimonial es tan importante! No quieres esperar hasta que hayas estado casado durante dos semanas para descubrir que tu esposa no confía en ti y quiere tener el control de todo.
7. Niña de mamá. Es normal que una nueva esposa llame a su madre con regularidad para obtener asesoramiento y apoyo. Pero no es normal que ella hable con su madre cinco veces al día sobre todos los detalles de su matrimonio, incluyendo a su vida sexual. Eso es raro. Sin embargo, he aconsejado a los chicos cuyas esposas han permitido que sus madres (o padres) tengan el control total de sus matrimonios. Génesis 2:24 dice que un hombre ha de dejar a sus padres y se unirá a su mujer. Los padres deben permanecer en el fondo de los matrimonios de sus hijos. Si tu novia no ha cortado el cordón umbilical, procede con precaución.
8. La adicta.  Muchas personas en la iglesia de hoy no han sido discipulados correctamente. Muchos todavía luchan con diversos tipos de adicciones al alcohol, las drogas ilegales, medicamentos recetados, o la pornografía, ya sea porque no enfrentamos estos pecados desde el púlpito o no ofrecemos el suficiente apoyo compasivo a luchadores. Jesús puede configurar completamente a una persona como libre de estos hábitos, pero no quierea esperar hasta que estés casado para averiguar que tu esposa no está sobria. Puedes estar comprometido para casarte, pero no es conveniente atar el nudo hasta que tu novia se enfrente a sus problemas de adicciones frontalmente.
Tu mejor regla a seguir en la elección de una esposa se encuentra en Proverbios 31:30: ". Engañosa es la gracia y vana la hermosura, pero la mujer que teme a Jehová, ésa será alabada" Mira más allá de las cualidades externas que el mundo dice que son importante, y mira el corazón.
Para llegar al otro lado de esta historia, lee 10 clases de hombres con los que no deberías casarte.
J. Lee Grady  

♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥
Leer más→

viernes, 11 de julio de 2014

50 promesas para un Matrimonio

El matrimonio, fue algo que nació en el corazón de Dios. son una sola carne, hace varios meses vi una película que me encantó y que en ella ponían como ejemplo que la pareja es como la sal y la pimienta, que están unidas y que al desunirlas una de las dos saldrá lastimada y eso ocurre cuando hay divorcio o separación.

En el día de hoy son muchas las parejas que se separan por diferentes motivos, pero yo sé que en Dios todo tiene remedio y solución. Además que cada uno debe poner de su parte y luchar por el hogar que Dios nos ha dado. El amor en el matrimonio es como una plantita que debemos regar, cuidar, abonar para que crezca y se haga fuerte para enfrentar las diferentes tormentas que a veces se vive. Creo que si ponemos como simiente a Cristo nada podrá destruir un matrimonio.

50 promesas para un Matrimonio 

1. Comenzar cada día con un beso.
 2. Usar siempre su anillo de bodas.
 3. Salir juntos una vez a la semana.
 4. Aceptar sus diferencias.
 5. Ser cortés.
6. Ser bondadoso.
 7. Hacerse regalos.
 8. Sonreír con frecuencia.
 9. Tocarse.
 10. Hablar de los sueños.
 11. Elegir una canción para que sea "nuestra canción".
 12. Frotarse la espalda.
 13. Reir juntos.
 14. Enviarse cartas sin un motivo especial.
 15. Hacer lo que a la otra persona le gusta, antes que él o ella lo pida.
 16. Escucharse.
 17. Alentarse.
 18. Hacerlo a la manera de él o de ella.
 19. Saber las necesidades mutuas.
 20. Prepararle el desayuno a la otra persona.
 21. Elogiar dos veces por día.
 22. Llamarse durante el día.
 23. Calmarse.
 24. Tomarse de las manos.
 25. Mimarse.
 26. Preguntarle al otro su opinión.
 27. Mostrar respeto.
 28. Recibir al otro con alegría cuando vuelve a casa.
 29. Mostrarse de la mejor forma.
 30.Guiñarse el ojo.
 31. Festejar los cumpleaños en gran manera.
 32. Pedir perdón.
 33. Perdonar.
 34. Organizar una escapada romántica.
 35. Preguntar: "¿Qué puedo hacer para que seas más feliz?"
 36. Ser positivo.
 37. Ser amable.
 38. Ser accesible.
 39. Responder rápidamente a los pedidos del otro.
 40. Hablar de su amor.
 41. Recordar los momentos favoritos pasados juntos.
 42. Tratar con cortesía a los amigos y familiares del otro.
 43. Enviar flores para el día de San Valentín y para el aniversario.
 44. Aceptar cuando se está equivocado.
 45. Ser sensible a los deseos sexuales del otro.
 46. Orar por el otro diariamente.
 47. Observar juntos las puestas de sol.
 48. Decir con frecuencia "te amo".
 49. Terminar el día con un abrazo.
 50. Buscar ayuda exterior cuando sea necesario.
♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥
Leer más→

10 clases de hombres con quienes no deberías casarte

10 clases de hombres con quienes no deberías casarte
Algunos dicen que las oportunidades son escasas en su iglesia, por lo que se han aventurado en el mundo de las citas en línea. Otros han lanzado para arriba sus manos en la desesperación, preguntándose si hay chicos cristianos decentes dejados en algún lugar. Han empezado a preguntarse si deben bajar sus estándares con el fin de encontrar una pareja.
El consejo de Grady es este: No se conforme con menos de lo mejor de Dios. Demasiadas mujeres cristianas de hoy han terminado con un Ismael, porque la impaciencia les empuja en un matrimonio infeliz.
Escuche un consejo paternal: ¡Estás mucho mejor estar sola que con el tipo equivocado!
Hablando de “tipos equivocados,” aquí están los 10 hombres que debes evitar en la búsqueda de un marido:

1. El no creyente. Por favor, escribe 2 Corintios 6:14 con una nota que se pega y ponla en tu ordenador en el trabajo. Dice: “No os unáis con los incrédulos, porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia, ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?”. Esto no es una regla religiosa anticuada. Es la Palabra de Dios para usted hoy.
No permita que el encanto de un hombre, o el éxito financiero que se ve (o de su voluntad de ir a la iglesia contigo) te empuje a comprometer lo que sabes que es correcto. La “cita evangelistica” nunca es una buena estrategia. Si el tipo no es un cristiano nacido de nuevo, quítalo fuera de tu lista.
Él no es el adecuado para usted. Todavía tengo que conocer a una mujer cristiana que no se arrepiente de casarse con un incrédulo.

2. El mentiroso. Si usted descubre que el hombre con quien estás saliendo te ha mentido sobre su pasado o que está siempre cubriendo sus huellas para ocultar sus secretos para ti, corre por la salida más cercana.
El matrimonio debe ser construido sobre una base de confianza. Si él no puede decir la verdad, rompe ahora antes de que te embauque con una decepción aún mayor.
3. El playboy. Me gustaría poder decir que si te encuentras con un buen tipo en la iglesia, se puede asumir que está viviendo en la pureza sexual. Pero ese no es el caso hoy en día.
He oído historias de horror acerca de los solteros que forman parte del equipo de adoración el domingo, pero actúan como Casanovas durante la semana. Si te casas con un hombre que se acostaba a su alrededor antes de su boda, usted puede estar segura de que va a acostarse alrededor después de su boda.

4. El incumplidor. Hay muchos hombres cristianos sólidos que experimentaron hace años el fracaso matrimonial. Desde su divorcio, que han experimentado la restauración del Espíritu Santo, y ahora quieren volver a casarse.
Los segundos matrimonios pueden ser muy felices. Pero si usted descubre que el hombre con quien estás saliendo no ha estado cuidando de sus hijos de un matrimonio anterior, acaba de ser expuesto a una falla fatal. Cualquier hombre que no va a pagar por sus errores del pasado o apoyar a los niños de un matrimonio anterior no va a tratarle de manera responsable.

5. El adicto. Hombres que van a la iglesia que tienen adicciones al alcohol o las drogas han aprendido a ocultar sus problemas, pero usted no quiere esperar hasta su luna de miel para descubrir que él es un borracho.
Nunca te cases con un hombre que se niega a buscar ayuda para su adicción. Insiste en que él busque ayuda profesional. Y no te metas en una relación de codependencia en que él si afirma que necesita de ti para mantenerse sobrio. No se le puede arreglar.

6. El vagabundo. Tengo una amiga que se dio cuenta después de que ella se casó con su novio que no tenía planes para encontrar un trabajo estable.
Había ideado una gran estrategia: Él se quedó en casa todo el día y juega juegos de video mientras su mujer profesional trabaja y paga todas las facturas. El apóstol Pablo dijo a los Tesalonicenses: “Si alguno no quiere trabajar, entonces que no coma” (2. ª Tesalonicenses 3:10). La misma regla se aplica aquí: Si un hombre no está dispuesto a trabajar, no merece que se case contigo.

7. El narcisista. Espero sinceramente que usted pueda encontrar a un hombre que es guapo. Pero tenga cuidado: si tu novio pasa seis horas al día en el gimnasio y publica regularmente los primeros planos de sus bíceps en Facebook, tienes un problema.
No caiga en un tipo de auto-absorción. Él puede ser lindo, pero un hombre que se enamora de su apariencia y sus propias necesidades nunca será capaz de amarte con sacrificio, como Cristo ama a la iglesia (Efesios 5:25). El hombre que siempre está mirando a sí mismo en el espejo nunca se fijará en ti.

8. El abusador. Los hombres con tendencias abusivas no pueden controlar su ira cuando se desborda. Si el tipo con el que estás saliendo tiene una tendencia a perder los estribos, ya sea con usted o con otros, no tenga la tentación de racionalizar su comportamiento.
Él tiene un problema, y si te casas con él, tendrás que navegar su campo de minas todos los días para evitar el desencadenamiento de otra explosión. Los hombres enojados dañan a las mujeres-verbalmente y a veces físicamente. Encuentra un hombre que es tierno.

9. El hijo varón. Llámame anticuado, pero yo sospecho de un chico que todavía vive con sus padres a los 35 años. Si su madre todavía está haciendo su cocina, limpieza y planchado a esa edad, usted puede estar seguro de que está atrapado en un túnel del tiempo emocional.
Usted está buscando problemas si piensa que puede ser la esposa de un hombre que no ha crecido. Retrocede y, como amigo, le animamos a encontrar a un mentor que le puede ayudar a madurar.

10. La obsesión por el control. Algunos chicos cristianos hoy creen que el matrimonio es sobre la superioridad masculina. Ellos pueden citar las Escrituras y sonar súper espirituales, pero detrás de la fachada la autoridad marital es una profunda inseguridad y orgullo que puede transformarse en el abuso espiritual.

Primera de Pedro 3: 7 ordena a los maridos tratar a sus mujeres como iguales. Si el hombre con quien estás saliendo, hace comentarios despectivos sobre las mujeres o parece echar abajo sus dones espirituales, vete lejos ahora. Él está en un viaje de poder. Las mujeres que se casan con fanáticos del control religioso a menudo terminan en una pesadilla de depresión.

Si usted es una mujer de Dios, no venda su primogenitura espiritual al casarse con un hombre que no te merece. Su decisión más inteligente en la vida es esperar a un hombre que está enamorado de Jesús.
Lee también: 8 clases de mujeres con las que no deberías casarte
J. Lee Grady - www.charismanews.com
♥♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥
Leer más→

miércoles, 9 de julio de 2014

El divorcio como opción

Cuando la relación conyugal se hace difícil, una de las opciones a considerar es la separación o el divorcio. Aunque años atrás este hubiera sido el último paso, hoy en día suele ser una decisión tan común, que hasta es incluida aún antes de casarse, entre las posibles soluciones al fracaso matrimonial.

"Porque Yo detesto el divorcio," dice el Señor, Dios de Israel, "y al que cubre de iniquidad su vestidura," dice el Señor de los ejércitos. "Presten atención, pues, a su espíritu y no sean desleales." Mal 2:16. Aún queriendo agradar a Dios y conociendo Su posición en cuanto al divorcio, muchas mujeres cristianas enfrentan la desesperación de haberlo probado todo, y aceptar que nada más se puede hacer.

Lo último que deseo hacer es entristecer a Dios
"El mayor problema que encaré a nuestro matrimonio fue el temperamento de mi esposo. Los únicos que fuimos objeto de su enojo fuimos mis hijos y yo. Él usaba palabras que eran como armas que me dejaban lisiada y paralizada. No estoy diciendo que yo no tenía culpa, al contrario, estaba segura de que tenía tanta culpa como él, pero no sabía qué hacer. Le rogaba a Dios con frecuencia para que hiciera a mi esposo más sensible, menos colérico, más agradable, menos irritable, pero vi pocos cambios. ¡Dios no me estaba escuchando? O ¿favorecía al esposo en lugar de la esposa, como yo sospechaba?

Después de algunos años, con poco cambio, un día clamé desesperada al Señor y le dije “Dios no puedo vivir más así. Yo sé lo que tú has dicho sobre el divorcio, pero no puedo vivir en la misma casa con él. Ayúdame Señor” Me senté en la cama sosteniendo mi Biblia durante horas, mientras luchaba con el deseo de tomar a mis hijos y marcharme. Yo creo que debido a que recurrí a Dios con toda honestidad y le hablé sobre cómo me sentía, Él me permitió poder ver en forma exacta y clara cómo sería mi vida si me marchaba: Dónde viviría, cómo me mantendría y cuidaría de los niños, quiénes serían mis amistades y lo peor de todo, cómo la herencia del divorcio afectaría a mi hijo y a mi hija. Fue una imagen tan horrible y triste que no hay palabras para expresarlo. Yo sentía que iba a encontrar algún alivio pero al precio de todo lo que era importante y querido para mi. Supe que no era el plan de Dios para nosotros.

Mientras me encontraba sentada ahí, Dios también puso en mi corazón que si yo rendía voluntariamente mi vida ante su trono, sacaba de mi corazón el deseo de irme, y le entregaba mis necesidades, Él me enseñaría cómo entregar mi vida en oración por Michael, cómo interceder de verdad por él como hijo de Dios, y en el proceso Él revitalizaría mi matrimonio y derramaría sus bendiciones sobre ambos. Estaríamos mejor juntos, si podíamos pasar esto, que lo que hubiéramos podido estar en cualquier momento separados y solos. Él me mostró que Michael estaba atrapado en una red de su pasado que le dejaba incapacitado para ser diferente de lo que era en ese momento, pero Dios me usaría como un instrumento de su liberación si yo se lo permitía. Dolía decir que sí a esto y lloré mucho pero cuando lo hice, me sentí con esperanza por primera vez en años.

Comencé a orar cada día por Michael, como nunca había orado antes. Vi cuán profundamente herida estaba y lo rencorosa que era con él. Yo no deseo orar por él ni pedirle a Dios que le bendiga. Sólo deseo que Dios golpee su corazón con un rayo y le de convicción de lo cruel que él ha sido, pensé. Tuve que decir una y otra vez “Dios confieso mi falta de perdón hacia mi esposo. Líbrame de todo esto”.

Poco a poco, comencé a ver que ocurrían cambios en ambos. Cuando Michael se enojaba, en lugar de reaccionar de forma negativa, oraba por él. Le pedía a Dios que me revelara qué estaba causando su enojo. Él lo hizo. Le pregunté qué podía hacer para mejorar las cosas. Él me mostró. El enojo de mi esposo se tornó menos frecuente y se calmaba más rápido. La oración de cada día edificó algo pasito a paso. Todavía no hemos llegado a la perfección, pero hemos caminado un gran tramo. No ha sido fácil, sin embargo, estoy convencida de que vale el esfuerzo de caminar a la manera de Dios. Es la única forma de salvar un matrimonio."

Publicado por P.O. - www.hacedoras.blogspot.com


Testimonio de S. Omartian

 ♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥
Leer más→