lunes, 10 de agosto de 2015

10 maneras de iniciar la práctica de la oración con tu cónyuge


Orar con el cónyuge puede ser un desafío. Tal vez sepas cómo iniciar las relaciones sexuales en tu matrimonio, pero a la hora de orar con el esposo/a tienes dudas o temor a no saber qué decir y cómo mantener ese tipo de intimidad espiritual. La intimidad física, es maravillosa, pero la intimidad espiritual es el pegamento que mantiene todo unido. Las parejas que oran juntos se sienten más cerca uno de otro.
como incluir el habito de orar en tu matrimonio


La oración puede ser intimidante porque es vulnerable. Estás desnudando tu alma ante Dios, pero también estás dejando al descubierto tu corazón ante tu marido o esposa cuando oren juntos. Eso es lo que puede hacer que sea difícil. pero eso es también lo que hace que sea íntima!


Antes de empezar a hablar de cómo iniciar la oración, recuerda que la oración no tiene que ser una cosa larga, prolongada. De hecho, a veces se cree que hay que hacer "oraciones oraciones" es decir, bien largas y floridas, porque serán más eficaces. Esta creencia puede ser el motivo de presión que puede traer como consecuencia que "si no es así mejor no orar". Así que te propongo que sólo utilices un par de frases para empezar. Incluso si es sólo un minuto o dos juntos, que te ayude a recordar que hay tres de ustedes en este matrimonio (tú, tu cónyuge, y Dios).

También creo firmemente que es más probable que ocurra si 
- es como parte de la rutina diaria (que tiende a ocurrir a la misma hora todos los días), 
- si es para un propósito específico, y 
- si es relativamente fácil de hacer.

Así que la mayoría de estas sugerencias pueden sonar "trilladas" para las personas que ya oran mucho. Pero recuerda: si la oración es ya una gran parte de su vida, es posible que no necesites estas sugerencias! Pero como la mayoría de la gente sólo necesita algunas ideas para ponerse en marcha, aquí están algunas que te pueden ayudar a iniciar tu vida de oración.

1. Orar durante el momento de ir a dormir de sus niños

Tal vez puedes inclinarte a la cuna del bebé en la noche y decir una oración por el bebé, o de pie sobre las camas de los niños mayores una vez que están dormidos y antes de irse a la cama. Sólo dile a tu esposo (o esposa), "Me gustaría que oramos con rapidez por nuestros niños por la noche. ¿Vendrás a hacerlo conmigo?"

2. Orar por tu cónyuge antes que salga de la casa

Aquí hay otra idea: orar por tu marido antes de que parta al trabajo (o ambos salgan) en la mañana, "¿Puedo orar por el día de hoy?" Y tomen un momento, mantengan sus manos y simplemente orar una oración muy rápida por cada uno en el trabajo en este día. Entonces recién besarlo/a y decirle adiós. No tiene por qué ser una gran cosa, casi un detalle.

3. Piense en nuevas maneras de orar

Si bien las oraciones espontáneas son las que más usamos, hay algunas oraciones que ya alguien más escribió que nos puede ser de bendición el usarlas con nuestro cónyuge. Una idea es escribir esas oraciones como cortas bendiciones en papeles, colocarlas en una caja, y alguna vez en la noche, leer una de esas oraciones "de la caja de oraciones" como algo especial. 

4. Leer un libro o blog de oraciones 

Leer algún capítulo de un libro de oraciones o blog de oraciones que nos ayudará a orar en forma diferente, y a la vez de bendecirnos, estaremos aprendiendo nuevas formas de orar.

5. Ore por una necesidad en ese momento

Si sientes que este es un buen momento para orar, a continuación, sólo invita a orar en ese mismo momento. Si tu marido está compartiendo una preocupación, simplemente pregunta, "puedo orar por ti?" Pon tu mano en el hombro y haz una oración rápida pero sentida para que Dios intervenga. Si te metes en el hábito de hacerlo en ese mismo momento, entonces se convierte en una parte más regular de tu día y una parte más regular de tu rutina. Y ambos pueden sentirse más cómodos de orar de esta manera

6. Ore durante un conflicto

Cuando están muy enojados uno con otro, antes de empezar realmente a discutir los temas, pregunte, "¿podemos orar juntos?" Y luego orar algo como esto:

Dios, estamos muy enfadados y te necesitamos. Ayúdanos a encontrar la solución de ganar-ganar aquí. Permítenos estar abiertos a lo que tienes que decirnos. Trae su paz a tus hijos. Amén.

7. Toma su mano a primera hora de la mañana, aún antes de levantarse

Me gusta decir una breve oración cada mañana, me despierto, digo"Señor, hoy te ruego que te glorifiques en todo lo que hago. Usame y ayúdame a ser una bendición para otros."Es muy sencillo. Es una buena idea incluir a nuestro cónyuge en este tipo de oración, dile "¿podemos decir una oración juntos en la mañana? Voy a decir una oración, y te digo una frase, y lo haremos nuestra 'oración' ".


8. Oren para dar gracias

Es común que ustedes oren para agradecer los alimentos, y estas oraciones podrían incluir agradecimientos por algún motivo especial, bendición especial que hayan recibido, o bien, incluir la costumbre de orar para agradecer por la familia.

9. Escribir un cartel que diga "Necesito orar por..." y pegarlo en la (heladera) nevera

Ponga una pequeña caja para todos en la familia, e invita a tu cónyuge e hijos a escribir sus necesidades y colocarlas allí. Entonces todos pueden orar de forma espontánea durante todo el día cuando lo ven, y saben que sus propias necesidades están siendo oradas por los demás!

10. Plan de un Tiempo de Oración extendido una vez a la semana

Si se sienten cómodos orando juntos, podrían planificar un tiempo semanal para orar juntos, como familia. Mejor aún, hacer un culto semanal, en el que se incluya la oración, la adoración y alabanza a Dios. Si mantienen este compromiso de reunirse, es muy probable que se transforme en rutina.

¡Ahi tienes! Diez maneras de traer "simples" oraciones que pueden traer un cambio espiritual a tu matrimonio y a toda tu casa. 

♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥

Comparte

Recomendado para ti

10 maneras de iniciar la práctica de la oración con tu cónyuge
4/ 5
Oleh

Subscribe via email

Deseas leer lo nuevo que compartimos? Ingresa tu e-mail y te lo enviamos a tu correo.