martes, 2 de junio de 2015

Qué hacer con los desacuerdos en el matrimonio

Llegamos al matrimonio luego de un proceso de conocernos, enamorarnos y reconocer que estamos de acuerdo en todo. Compartir nuestra vida es un sueño hecho realidad. La luna de miel colmada de romance nos llena de sueños y proyectos, que comenzamos a concretar en el día a día. Volvemos a casa, comenzamos la convivencia, y allí llegan los temidos... desacuerdos.
Desacuerdos en el matrimonio: solución


Los desacuerdos conyugales son comunes a todos los matrimonios. Es que un hombre y una mujer que hasta ahora han tenido distintas costumbres y tienen diferentes temperamentos, al transitar una vida juntos es totalmente normal que manifiesten desacuerdos al unirse en una vida conyugal.

Todos los matrimonios del mundo tenemos desacuerdos. El problema es no saber manejarlos y dejar que se conviertan en conflictos que ponen en peligro la relación y producen heridas en el ser que hemos elegido para amar hasta que la muerte nos separe.

Lo primero que debemos ver es que somos diferentes y necesitamos aceptar nuestras diferencias sin tratar de cambiarnos el uno al otro. Intentar que nuestro cónyuge sea "a mi manera" no funciona. Todos tenemos virtudes y defectos. Pero también es importante reconocer nosotros tampoco somos perfectos. Ambos tenemos lados y aristas que surgen solamente en la intimidad de la convivencia, y es necesario que podamos comprendernos, y tenernos paciencia.

Intentar cambiar al otro no funciona. Por eso es muy importante ni siquiera intentarlo. Lo mejor es pedirle a Dios que nos ayude a cambiar los que hemos visto en nosotros mismos. La manera más conveniente de generar cambios en todos los seres humanos es por la vía espiritual, aprendiendo conceptos bíblicos de vida que pueden transformar poco a poco nuestra manera de pensar. No estamos hablando de religión ninguna, sino de un aprendizaje de lo que dice la Biblia, como el Manual de Vida del Creador de la raza humana. Al tener intimidad con Dios, y pedirle que El muestre los errores, y en su misericordia, nos ayude a superarlos, El irá haciendo la obra.

En segundo lugar, debemos renunciar a nuestro punto de vista subjetivo, comprendiendo que no tenemos todo el panorama completo para tener la razón absoluta. En el matrimonio, Dios le dio al hombre y a la mujer una capacidad diferente de ver las cosas, para que se complementen, no para que se distancien.

Una de las llaves que abren los cerrojos dentro del matrimonio es el diálogo. Cuando los esposos conversan, se escuchan, exponen sus puntos de vista y buscan con honestidad e integridad las mejores opciones para resolver cualquier asunto, sin imponer su punto de vista propio, es ahí cuando se obtienen logros y victorias.

Es necesaria una actitud de tolerancia, respeto y fe, tratando de entender el punto de vista de cada uno, para enriquecer la visión general y lograr un resultado mucho más provechoso para la familia y para los planes de Dios para el matrimonio.

Sin embargo, hay situaciones que superan todos estos intentos de conciliación, y aún después de escucharse los argumentos de cada uno, no logran llegar a un acuerdo, entonces deben proponerse metas de oración juntos para que Dios les dé la sabiduría y puedan recibir consejo del cielo para resolver el asunto.

Algunas veces es necesario buscar ayuda calificada según el tema en cuestión, para que reciban asesoría profesional y les pueda sacar de dudas o conceptos equivocados. En este punto se debe ser muy humilde y sincero para aceptar el consejo de un consejero matrimonial y seguir la recomendación dada.

Si han tenido desacuerdos muy fuertes y se han lastimado emocionalmente, comiencen por pedir perdón sin justificaciones y siéntense a conversar, escuchando atentamente los puntos de vista de cada uno. Dios puede restaurar los corazones lastimados, y nunca es tarde para recibir la sanidad completa en tu matrimonio.

♥ El matrimonio es diseño de Dios ♥


Comparte

Recomendado para ti

Qué hacer con los desacuerdos en el matrimonio
4/ 5
Oleh

Subscribe via email

Deseas leer lo nuevo que compartimos? Ingresa tu e-mail y te lo enviamos a tu correo.